La noche de los museos 2015

Buenos Aires, ayer a la noche fuiste fiesta!
Tus calles se llenaron de gente que, con bolsita “Nuestros Museos” en mano, entraban expectantes a museos, centros culturales, espacios de arte…

A eso de las 21.30hs llegamos al Museo de Eva Perón y nos recibieron con una sonrisa de bienvenida, una guía clara e idónea (oiga, doña!) y un Milo Lockett inteviniendo fotografías de la que fuera nuestra precursora del voto femenino.

Después de una hermosa recorrida a través de mitos y certezas, nos tomamos un vinito en el patio de la casona, entre plantas, macetones y faroles de hierro.

Siguiendo por la calle Seguí hasta Libertador, previo paso por Volta (irrenunciable), nos cruzamos al Museo de Arte popular José Hernández. Allí, en el patio interno, unos músicos estaban prestos a tocar y la gente, agradeciendo las sillitas para el descanso, conversaba con amigos y familiares que acompañaban la recorrida. No nos quedamos mucho allí, nos esperaba… el Museo de Arte Decorativo, ahí nomás, unas dos cuadritas (bueno, cuadrotas, teniendo en cuenta que era Libertador).

La fila acá era más larga (y juvenil). pero esto nos dio tiempo para ir contemplando la fechada de la mansión de los Errázuriz Alvear. ¡Qué suntuosidad! La iluminación debe ser uno de las patas más importantes del saber decorativo, estoy segura. En la cola seguían flameando las bolsitas “Nuestros Museos” y algún que otro folleto del Centro Cultural Coreano, de ahí nomás, a unas cuadras de donde estábamos.

De lejos se oía música. Un recital se estaba desarrollando en las escalinatas del Museo Nacional de Bellas Artes. Después lo veríamos al salir y dirigirnos para Recoleta.

En un momento pasó una bandada de dráculas, novias zombies, fantasmas, rolleando por la avenida. Eran 10, después 20, después 100. Iban gritando, cantando, aplaudiendo y saludando a los que esperábamos entrar a los museos. Una fiesta, aparte, la de los halloweenenses.

El Museo de Arte decorativo es imponente. No tanto por la colección de adornos y muebles sino por su impactante arquitectura. No hay manera de no transportarse al pasado en ese lugar. Un pasado europeo, un pasado de viajes por oriente y un sabor medieval dado por los vitreaux, el cielo raso la gran chimenea y los tapices que cuelgan por todas las paredes. Yo ya lo conocía. Una alumna extranjera me había invitado a tomar una vez un té en lo que ahora es el café Croque-Madame. ¡Una topetitud absoluta!

A la salida y ya con viento fresquito, nos seguimos cruzando con gente y más gente. Chicos que tomaban la calle y las veredas, disfrutando de la previa pero, esta vez, en las puertas de los museos.

La verdad sea dicha: cada día me sorprendo más con tu oferta cultural, mi linda ciudad de Buenos Aires. Me enojo con vos muy seguido y hasta estoy tentada incontables veces de mudarme a paisajes más naturales y tranquilos… pero me hacés vivir noches como las de anoche y (vos lo sabés, guacha) me volvés a enamorar.

evita intervenida
Fotografías de Evita intervenidas por Milo Lockett

Links a los museos que visitamos:

Museo Evita: http://www.museoevita.org.ar/

Museo de Arte Popular José Hernández:  http://www.buenosaires.gob.ar/museojosehernandez

Museo de Arte Decoratvo: http://www.mnad.org/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s