Los días del venado de Liliana Bodoc

Descubrí a Liliana Bodoc no hace mucho, cuando me hablaron en la escuela donde trabajo de algunas de sus novelas históricas con las que luego trabajamos. El rastro de la canela y El espejo africano son historias muy amenas que presentan las luchas sociales y la vida privada durante la época del Virreinato del Río de La Plata.

He leído, además, varias entrevistas realizadas a la autora (aquí una en Revista Imaginaria) y vi algunos de sus videos donde cuenta acerca de su proceso de escritura. Es una mujer de hablar pausado, sin grandes efusividades, que hipnotiza al que la escucha cuando habla de sus lecturas, su infancia y sus obsesiones al momento de escribir. Hasta participó en varias charlas Tedx Río de la Plata.

Al año siguiente de haberla descubierto, me volví a encontrar con su literatura en Diciembre súper álbum, una interesante novela de metaficción que mezcla distintos géneros literarios de una manera más que atrapante. Es una historia de amor y de acción con grandes escenas cinematográficas. Me llama la atención que todavía no le hayan propuesto llevar esta historia al cine… Una hermosa historia sobre el amor, los prejuicios y un interesante análisis sobre los procesos creativos.

Hace poco terminé de leer Los días del venado. Es el primer libro de la trilogía La saga de los confines, donde se cuenta la invasión que sufren los habitantes de las Tierras Fértiles en un tiempo que se intuye anterior al nuestro, con pueblos y civilizaciones antiguas. Es muy raro que yo me sienta atraída frente al género maravilloso y mucho menos al de la épica, pero sentía curiosidad ya que se trata de la primera saga que hizo masivamente conocida a la autora y por la que obtuvo muy buenas críticas.

Los días del venado es la historia de una invasión y la antigua guerra entre el Bien y el Mal, con seres mágicos y mitológicos, civilizaciones antiguas y personajes de otros mundos. Como me suele pasar con los relatos épicos, me cuesta mucho enganchar el ritmo y me pierdo un poco con los nombres de los personajes y de los pueblos a los que van llegando y los que van dejando. Sin embargo, hubo algo que me pasó llegando a la mitad de la novela que ayudó a que se hiciera más fluida mi lectura.

Cuando iba leyendo todas las vicisitudes a las que se tenían que enfrentar los protagonistas y las descripciones de los lugares y tradiciones de cada uno de los pueblos, de repente tuve una especie de “insight”. Me di cuenta de que allí había algunas coincidencias: lo que estaba leyendo no era ni más ni menos que la llegada de los españoles a América, en particular, la llegada de Cortés a México. Con algunas diferencias y sin, creo, haber sido la intención explícita de la autora, aquellas aventuras de Dulkancellin, Cucub y los otros, eran una reinterpretación de lo que había leído en La verdadera historia de la conquista de Nueva España de Bernal Díaz del Castillo, en algunas de las cartas de relación de Hernán Cortés y hasta en algunos pasajes del libro del autor mexicano León-Portilla, Visión de los vencidos, una recopilación de relatos aztecas sobre la conquista de México. Paso a detallar algunas de las coincidencias que encontré:

  • Beleram – Tenochtitlán,
  • Casa de las Estrellas- la pirámide del sol,
  • Zebralkán (o algún otro astrónomo)- Montezuma,
  • la matanza de los pueblos de la estirpe – Tatlelolco,
  • los pastores que traicionan a otros pueblos de las Tierras Fértiles – los tlaxcaltecas
  • la serpiente emplumada en los bajorrelieves de los muros de Beleram – quetzalcōātl
  • las tres naves que llegan con los sideresios – las tres carabelas (no con Cortés, pero sí las de Colón)

Poder hacer un paralelismo con la historia de la conquista de Tenochtitlán me sirvió muchísimo para hacer amena y legible la lectura de Los días del venado. No soy, como dije ya, muy fanática de la fantasía épica. No pude terminar de leer nunca El señor de los anillos y de Harry Potter leí solo el primer libro. Pero relacionar la historia de Bodoc con la verdadera historia de la invasión y conquista de América en el siglo XV me alivió lo suficiente como para poder disfrutar de los personajes entrañables que esta autora creó en esta saga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s