¿Por qué algunos no tenemos una verdadera vocación?

Estoy actualizando mi CV y la cosa viene más o menos así:

Experiencia Profesional. A ver… Trabajé como secretaria bilingüe en dos empresas, fui maestra en tres o cuatro escuelas. Trabajé como moza en una importante parrilla en Puerto Madero y como profe de español en varias empresas y en una escuela secundaria en Francia. Fui vendedora de viajes en Asatej y de libros en Yenny – El Ateneo. Enseñé Lengua e Historia en un curso de ingreso al CNBA y di francés e inglés como profe particular. Armé una videoteca en un instituto terciario y vendí budines y pan dulces que yo misma cocinaba a través de una página web.

Estudios: Dos meses de Diseño Gráfico en Arquitectura, tres años de Psicología, cinco años de Letras y graduada de Profesora nivel primario. Hice un curso de historia del arte en el MNBA, otro de huerta orgánica en Agronomía. Certificado de inglés avanzado en Cambridge University más dos años de especialización en Londres. Canto, guitarra, dibujo con modelo vivo. Catering para eventos. Francés en el departamento de idiomas de la facultad y en la Alianza Francesa. Dos o tres meses de interpretariado de inglés más uso del cine en el aula.

Intereses: Sociología, Antropología, Traductorados (sí, en plural), Ingeniería de alimentos, Nutrición, Periodismo, Ciencias de la comunicación, Narrativa creativa, Agronomía, Crítica gastronómica, Edición, Turismo, Sommelier, Relaciones Internacionales (me encantaría trabajar en cancillería o en algún organismo que dependa de la ONU), portugués, italiano, Diseño Gráfico (terminarlo), Relaciones Públicas, Ceremonial y protocolo, Coaching ontológico, Project Manager, Diseño de páginas web, curso de fotografía…

… y sí. Para redactar un currículum coherente, que represente mi perfil, se me complica siempre. Por supuesto estoy obligada a dejar afuera muchos de mis intereses y experiencias para que el CV refleje aquello que necesito para el trabajo al que estoy aplicando. Esto quiere decir que en mi compu tengo una carpeta llamada “Mis CVs” con cuatro o cinco archivos que, sin duda, no son ni remotamente el reflejo de lo que soy.

La multiplicidad de intereses fue siempre un karma para mí. Desde que dejé el secundario vengo intentando descifrar cuál es mi verdadera vocación, qué es aquello que realmente me gusta y en lo que quiero profundizar. Es una búsqueda que todavía no ha alcanzado ningún resultado… sigo tratando de resolver el enigma. Mucha gente me critica porque parece que todo lo abandono. Me preguntan (retóricamente, claro): “¿cómo puede ser que nunca termines una carrera?, ¿no te gusta nada?”  Y es exactamente lo contrario: me gustan muchas áreas, me interesan muchas profesiones, quiero aprender infinidad de cosas. Es cierto, no logro tener una continuidad porque rápidamente aprendo algo y a los pocos meses o pueden ser años, me aburro. Y ahí surgen enseguida las ganas de emprender otra cosa, comenzar nuevos cursos, planificar nuevos proyectos.

Siempre pensé (y la sociedad se encarga de apoyar esta idea) que había algo mal en todo esto. Que mi salto de trabajo en trabajo, de interés en interés, se basaba en mi imposibilidad de elegir. Me convencí de que era una inmadura para tomar decisiones y para comprometerme con algo. Hasta llegué a pensar que, de alguna manera, esto también se traducía a mis relaciones sentimentales. Pero, aunque esto me genere mucha ansiedad y mucha angustia, no puedo evitar sentir cada dos o tres años que tengo que hacer un salto de página. La curiosidad me impulsa a empezar algo nuevo, a moverme de mi lugar, me incita a salir a enfrentar desafíos nuevos. Pero ¿existe la posibilidad de no tener que sentirlo como algo negativo, como una inconsistencia que tengo que “tratar”?

Alrededor mío parece haber solo gente que se especializó en algo; eligió una carrera y fue profesionalizándose cada vez más en su área. Gente con trabajos estables. Gente que se queda en un lugar por años y años, gozando la posibilidad de planificar y prever muchas situaciones, fundamentalmente, económicas. Estoy segura de que muchas personas son así, pero también sospecho que hay otras tantas que son más parecidas a mí. ¿y si fuera posible poner a jugar esta multiplicidad de intereses y aún así (o gracias a) conseguir el laburo perfecto? ¿Cuál sería?

Hace unos días nomás, encontré esta charla TED en la web que cambió totalmente mi perspectiva sobre lo que me pasa. Me proporcionó otra mirada, fresca y renovada, frente a este sentimiento de “inadaptada” desde que dejé la escuela secundaria. (De hecho el sentimiento viene desde antes: en la escuela secundaria sentía que eran muchas las materias que me gustaban; muchas en las que me iba muy bien. Viendo mis boletines era imposible darse cuenta cuál era mi “fuerte” porque no había grandes diferencias entre las notas de Matemática, las de Historia, las de Lengua…).

La charla pertenece a una tal Emilie Wapnick y habla justamente de eso. De nosotros, los “multipotenciales”, como ella los (nos) llama. Nunca me sentí tan identificada, tan emocionada, con una charla TED. Creo que lloré desde el principio hasta el final del video.

Si sos como yo y no tenés una clara vocación, seguramente habrás pensado que hay algo malo en vos. Que el saltar de interés en interés, de curso en curso, es una pérdida de tiempo y de dinero y que profesionalmente lo único que estás haciendo es girar en falso, sin avanzar ni especializarte. Pensarás, como yo, que nunca tendrás el trabajo de tus sueños ni ganarás lo suficiente porque nunca permanecerás el tiempo necesario en un mismo puesto.

Tranquilo. Tranquila.  Mirá esta charla y después contame:

Anuncios

4 thoughts on “¿Por qué algunos no tenemos una verdadera vocación?

  1. Muy bueno! Super identificada… Me siento así cuando te hacen la pregunta incómoda (para nosotros los multipontenciales): “A qué te dedicas?”… Uf! Soy una persona muy curiosa y eso me lleva a querer aprender y saber más… Hice mil cursos de toda índole y creo que gracias a eso tengo muchísimas habilidades y herramientas para emprender o llevar adelante proyectos. Te sigo leyendo!

    Le gusta a 1 persona

  2. Hoy me inscribí en una nueva carrera. Salí y fui a ver a mis abuelos que justamente me dijeron “nena, pero al paso que vas probando de todo..cuándo te vas a ocupar de traernos un bisnieto?”. Lo que te pasa, me pasa. Nos pasa. Somos muchos. Y nos aplaudo. Bienvenidos todos esos saltos de página, que lejos de ser pasos en falso son verdaderas huellas firmes y felices en nuestro propio camino.
    Saludos!

    Me gusta

    1. ¡Qué bueno sentir que no estoy sola! Me gusta la idea de pensar que en cada cosa que emprendo estoy poniendo a funcionar nuevas conexiones entre todas mis experiencias y estudios (completos o no). Saludos multipotenciales!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s