En busca del snack saludable

Hoy tengo ganas de hablar de alimentación, de ansiedad y de esos momentos donde no podés evitar el “llamado de la selva” y te avalanzás sobre un marroc, una bolsa de nachos con su cheddar al costado (por supuesto) o ese cuarto de helado que, vamos a decirlo de una vez por todas: es poco para dos pero ¡es muuuucho para uno solo!

Últimamente estoy tratando de comer más saludable y para eso hay algunos hábitos que estuve tratando de poner en práctica:

  • cocinar siempre en casa, no pedir delivery
  • comer más frutas y verduras
  • comer más pescados
  • usar siempre aceite de oliva para condimentar
  • hacer actividad física (buuuuuáááááá, este punto no me sale, no me saleeee!!😭😭)
  • no consumir ningún producto lácteo entero, siempre elegir su versión light
  • evitar las harinas refinadas, las facturas, las galletitas dulces, el azúcar, los chocolates, etc etc (ustedes saben…)
  • tomar más té y menos mate (el mate me da mucha acidez, aunque lo amo 😢)
  • no tomar gaseosas ni jugos sintéticos
  • tomar mucha agua durante el día
  • tener en casa siempre disponible snacks que sean saludables

Y acá, en este último punto me quiero detener. La palabra clave es: SNACK. Y ¿qué es un snack? Esto dice una definición:

El término snack proviene del inglés y significa alimento ligero que se consume entre comidas. Los snacks son unos aperitivos, como patatas fritas, o algún tipo de alimento de paquete, frutos secos, bocaditos de algo, incluso canapés o las tapas, y no son considerados como una de las comidas principales del día. Tienen nombres diferentes según el país, por ejemplo, en España se les llama aperitivos, picoteo, en México, botanas o aperitivos, etc.

Normalmente se comen snacks antes de comer o mientras se realiza otra actividad, como una reunión o algunos determinados eventos, también como merienda o como entradas o entrantes de una comida (almuerzo o cena), con el objetivo de satisfacer temporalmente el hambre, por puro placer o para proporcionar una pequeña cantidad de energía al cuerpo. Coloquialmente a los snacks se le denomina picoteo o piscolabis, también tentempié o refrigerio.

fuente: http://www.significados.com/

Fin de la cita. Ok. Entonces si existe el snack es porque se puede comer entre comidas. O sea que no está mal todo lo que me mando mientras miro Netflix, o cuando estoy con la compu. ¿Cuántas veces se me llena el teclado de aceite después de comerme una Lays…? ¿A nadie le pasó? Después, además de ver con qué corno limpio lo que quedó entre las teclas, me siento mal, me duele la panza o tengo acidez o solo me siento culpable por ya no tener hambre para la “verdadera” comida.

La clave para mí es elegir bien los snacks. Tener a mano bocaditos ricos, nutritivos, energizantes y naturales. Cosas que no me hagan mal pero que tampoco pasen inadvertidos en cuanto a nutrienters y beneficios para mi organismo se refiere.

Otra de las claves es la variedad. Odio el yogur. No me gusta. Qué le voy a hacer… y cuando uno piensa en colación light, no sé por qué piensa en barritas (verdes y gomosas, guácala) o en yogures. Y no nos tenemos por qué circunscribir a eso solamente. ¡Por suerte!

Estuve pispeando en algunas dietéticas por mi barrio y también me metí en Farmacity (¡cuándo no!) y encontré algunos snacks bastante interesantes…

En Farmacity encontré miles y miles de estilos de barritas. Hay una de banana que me encanta y hay otras más crocantes de la marca LIV que también me gustan porque son de granola. También hay bolsitas de semillas y de frutos secos. (Por ejemplo el mix Desayuno de la línea Nat, que es una marca de Farmacity, tiene almendras, pasas de uva, castañas de Cajú y semillas de girasol. Es riquísimo. También hay de ciruelas y de orejones). Otra cosa interesante que encontré son las almohaditas de trigo rellenas de la marca Lasfor. Lo interesante no son las almohaditas (que la mayoría conocemos y deglutimos) sino es que vienen en bolsitas individales con la cantidad exacta de una porción. Eso para mí es fundamental porque nunca sé cuándo parar, especialmente con los snacks crocantes. Es un vicio. Lo chiquitito y crocantito me puede 😜. Por ahora probé las almohaditas con relleno de frutilla y relleno de chocolate suizo (sí, no suena muy light pero recuerden que se trata de lo saludable y en porciones medidas). Vi que hay de mousse de limón también. Habrá que probarlas… (la página de Lasfor acá)

13873145_10210206999279623_5083535603419827421_n

FotorCreated

De todas maneras y ya que estoy en tren de comer más saludable, lo bueno es meterse en una buena dietética y zambullirse de lleno en las bolsas de arpillera llenas de arroces extraños, yerbas aromáticas y porotos de todos los colores. Quiero dejar tanta porquería envasada. Buscar opciones y , si de packaging por porciones se trata, hacer yo las bolsitas individuales – y sin hacer trampa!-)

Ayer visité la que, creo, va a ser mi dietética amiga: Lapacho Alimentos Saludables. (Acá la página del Facebook) Aparte de buscar mi primera bolsa de verdura sin agroquímicos (les dejo el link acá para que se enteren de qué se trata eso), me atendieron super bien y me respondieron las mil y una preguntas que les hice. Eso es genial: tener asesoramiento, que te orienten… porque entre light, integral, sin químicos, vegano y naturista uno se puede perder muy fácilmente.

DSC01705

DSC01701

DSC01697

DSC01699

¿Qué me traje de Lapacho? Bueno, aparte de la bolsa de verduras recién cosechadas, me traje un pan proteico con semillas. La chica que me atendió, que es nutricionista (genial) me dijo que los panes o los cereales son difíciles de digerir temprano a la mañana porque el cuerpo viene de descansar y de desintoxicarse durante la noche. Me dijo que era mejor desayunar con frutas frescas o disecadas (como los orejones, las manzanas o las peras) o con semillas pero procesadas para que sea más fácil la digestión . (ni hablar de las medialunas de grasa o los cañoncitos, ¿no?).

DSC01722 t

DSC01715

El mix de frutos secos estaba ahí, esperando en unos frascos preciosos y ¿adivinen qué? también había en bolsitas de 100gr. Me traje un cuartito. Jeje. Además de eso, vi unas pepas de avena con membrillo que tenían toda la pinta y les digo: ¡me encantaron! 😊  Es increíble cómo al consumir productos integrales o con semillas, uno se siente saciado mucho más rápidamente que comiendo alimentos procesados. Es taaaaaan cierto. Posta. Y miren que yo soy de morfar a lo loco sin sentir que me “lleno”.

DSC01716

DSC01717

Hay algo que me suele suceder y es que la mayoría de las veces mis ganas de algún “tentempié” están orientadas para lo salado y, si se ponen a pensar, se van a dar cuenta de que la mayoría de los snacks saludables son dulces… Bueno, eso es lo que creía yo. Me acuerdo una vez, había salido una barrita de cereales salada. ¡Yo estaba feliz! Pero luego la descontinuaron. No sé por qué… Bueno, en Lapacho, encontré estos chips de batata riquísimos. Bien saladitos con sal marina. Había también chips de mandioca. Esos serán para la próxima. Y a ver cuándo empezamos a hacer barritas saladas. ¡Por fis!

DSC01712

Probé también un jugo increíble de limón, menta, jengibre y chia. ¡Espectacular! ¡¡Me encantó!! La marca es Chia Graal (tienen una página acá) y tienen muchos otros sabores que les prometo voy a probar. El sabor es riquísimo (obviamente con esa combinación nada puede salir mal : amo el jengibre) y la consistencia es interesante porque sin dejar de ser un jugo, la chia le da cuerpo y lo convierte casi en un licuadito. Las semillitas se pueden morder y da aún más saciedad que un jugo exprimido. Es una excelente opción como snack “bebible”.

DSC01708

DSC01709

DSC01711

Me volví feliz a casa con todas mis compras y con la promesa de volver en la semana para buscar ¡más snacks! Mi caminito de alimentación saludable recién comienza, así que tengo muuuuucho por aprender. No soy nutricionista, no soy vegana ni vegetariana (de hecho, hace poco que entendí la diferencia). Amo comer, me encanta probar cosas distintas y mandarme, de vez en cuando, una hamburguesa, una torta, un jamón crudo con aceitunas griegas, unos nachos… pero siento tanto la diferencia en mi organismo, en mis energías y en mi bienestar cuando “como bien” que realmente vale la pena.

Y, como dije una vez, ¡hay que “escuchar” a nuestro cuerpo! Nos dice cosas y nos avisa cuando tenemos que cambiar algo… nos da pistas. ¡Hay que estar atentos! Cuéntenme qué snacks les gustan a ustedes. ¿Cómo reemplazan aquellos alimentos que son nocivos para nuestra salud? ¿Qué bocaditos tienen preparados en casos de “emergencia”?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s