Volver a leer

¡Hola gente bella! Hace un tiempo les conté que estaba un poco desconectada de la lectura. Me estaba costando muchísimo trabajo concentrarme y seguir el hilo argumental de una historia o un ensayo… ¿Causas? Muchas. Pero se engloban con una sola palabra: estrés. El maldito estrés que te deja paralizada, medio tembleque de taquicardia e imposibilitada de respirar. Sí, así de exagerado y grave es el asunto del estrés.

Apoyada por todos los costados por profesionales y gente que me quiere mucho (¡y yo a ellos!😍) la cosa se estabilizó pero queda mucho camino por recorrer y por equilibrar (sobre todo esto: equilibrar… parece mentira tratándose de una libriana 😜)

Bueno la cuestión es que volví a leer. ¡¡Sííííí!! ¡Aleluya! Volví a conectarme con las letras escritas. No es que esté esperando cada momento del día para sentarme con mi librito a cuestas. No; cuesta todavía. Me sigo distrayendo como una adolescente frente a un grupo de aspirantes a bañero. Pero de a poco, párrafo a párrafo, voy entrando en el mundo de estos dos libros que les quiero contar acá.

Como toda la vida, no dejo nunca de lado la costumbre de leer más de un libro a la vez. No puedo hacerlo de otra manera. Sepan disculpar… Ninguno de los libros es ficción, tal vez por eso sea más fácil leer varios a la vez. Ambos son de autores norteamericanos: uno está en su versión original, en inglés; el otro, es una traducción al español. Aquí están, estos son:

Neither here Nor there de Bill Bryson.

bill bryson

 

A este autor lo conocí cuando estudiaba inglés en Inglaterra. Me habían recomendado un libro de él que hablaba con mucho humor acerca de la historia y algunos datos curiosos de la lengua inglesa (Mother Tongue). Un libro un poco complejo de leer si no estás super avanzado con el idioma, obviamente, pero muy disfrutable si manejás tanto el inglés como alguna de las otras lenguas con las que el autor lo compara. Felizmente descubrí otros tírulos estando allá y para mi grata sorpresa, se trataba de libros de viajes. Parece que al señor Bryson le gusta viajar mucho y lo que es mejor, le gusta escribir sobre sus viajes. Él es un académico norteamericano que vivió (o sigue viviendo?) en Inglaterra y desde allí va para todos lados y conoce culturas y paisajes diversos. Estando yo en Londres me devoré su Notes From A Small Island. Me daba algunas pistas de qué visitar en la Great Britain mientras estuviera allá (y me duraran los traveller’s checks).

En esta oportunidad, encontré su libro Neither here Nor there en la librería KEL a muy buen precio, así que decidí darle una nueva chance al viejo Bill. Me olvidé de contarles que el tírulo tiene un subtítulo que reza “Travels in Europe“, así que el título completo en español sería algo así como: “Ni aquí ni allá. Viajes por Europa“.

Yo entiendo que este hombre quiera hacer resaltar el humor antes que nada en sus crónicas de viajes pero a diferencia de la Mariela que lo leía a los 24 años, la Mariela de hoy lo encuentra un poquito estereotipador, prejuzgón y quejoso al señor Bryson. Es cierto que muchos de sus pasajes pueden generar sonrisas y hasta carcajadas (más, claro, si uno ha visitado esos lugares de los que él habla) pero me preocupó ver que en algunos momentos generaliza demasiado o llega a conclusiones acabadas acerca de “los italianos”, “los franceses”, “los ingleses”… Me pregunto qué habrán dicho ellos al leerlo.

De todas maneras se disfruta mucho el “viaje”. Las descripciones ayudan a dar la vuelta junto al narrador por lugares hermosos (y otros no tanto) y a encontrarse con todo tipo de gente en cada ciudad europea que toca.

El camino del artista  de Julia Cameron.

el camino

Otra vez me olvidé de poner el subtítulo; el título completo es: El camino del artista. Un método para superar los obstáculos que nos separan de nuestro ser creativo.

Soy una fanática de estos libros de creatividad, pensamiento creativo, productividad y motivación. Sí… suena a autoayuda pero qué sé yo, cuando se habla de “creatividad” la cosa se pone más interesante porque se trata de dar respuestas diferentes a los conflictos que podemos enfrentar todos los días desde la acción. Y no tanto desde la llorosa repetición de mantras como “yo-soy-merecedora-de-la-felicidad-om…” frente al espejo.

Me habían hablado de ese libro hace muchísimo tiempo pero recién ahora lo abro. La autora, Julia Cameron, es una escritora-artista-dramaturga-y algunas cosas más, que empleó un método muy exitoso para destrabar los bloqueos creativos de artistas, pintores, escritores, actores, etc. Se trata de un curso de 12 semanas con distintas lecturas y actividades para ir conectándose cada vez más con el artista que todos llevamos dentro. Y sí, como ustedes ya lo suponían, mucho tiene que ver el artista con ese niño que también llevamos todos adentro (más si estás embarazada -chiste viejo, sorry-).

Recién, recién lo empiezo, así que solo leí la introducción y el primer apartado donde ya tuve que “firmar” un contrato conmigo misma donde prometo seguir las lecturas y hacer las actividades propuestas semanalmente (tendría que haber un libro sobre dietas así…, ¡seguramente hay!). Por ahora me pareció piola lo que dice: me gustó en especial donde propone alimentar continuamente nuestro manantial de imágenes para poder usarlas luego cuando tengamos que poner en acción nuestra creatividad. (O sea: ir a exhibiciones. leer más libros, escuchar nueva música, conocer gente y lugares nuevos para renovar nuestro manantial). Está buena la idea: es evidente que si uno hace todos los días las mismas cosas, va a los mismos lugares, habla con las mismas personas va a ser muy complicado buscar respuestas nuevas a los problemas que hace tiempo venimos tratando de resolver.

Otro de los puntos a favor del método de Julia Cameron es que involucra desde el inicio la escritura. Sí, sí: hay una actividad diaria, durante todas las mañanas, que involucra el escribir. Así que… a mi juego me llamaron. Vamos a ver si no me cansa y logro constancia. ¡Espero seguirlo!

Ahí lo tengo al libro abierto en el capítulo que me toca leer. El título dice “Semana 1: Recuperar la seguridad“. Mmmmhh… ¿qué me deparará esta lectura? Ya lo veremos…

Bueno, estos son los libros que estoy leyendo actualmente. Hay muchos esperando, como siempre, en mi biblioteca pero me gustaría que ustedes me recomienden algunos títulos. Una amiga está ideando algo así como grupos de lectura o lectura conjunta (no sé si es lo mismo).¡Me parece una idea brillante! Esto motiva mucho más la lectura y, creo yo, la enriquece.

¡A ponerse los anteojos se ha dicho! Espero sus recomendaciones. 📖 💖

Anuncios

2 thoughts on “Volver a leer

  1. Recuperar la lectura está buenísimo porque, a mi parecer, es un acto que tranquiliza y hace que la mente se concentre en lo que se lee, dejando a un costado los problemas cotidianos, pero a la vez encontrando nuevas formas de resolverlos. Cuántas cosas se aprenden leyendo!!!!!!!! 📕📘📗📙📒📔

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s