Le Marché en Buenos Aires

¡¡Hola a todos!! ¡¡Feliz primavera!! ¡Por fin! Qué bellos los días de sol, las flores, las salidas al aire libre… Estoy feliz de poder renacer junto a todo lo que me rodea y despertar de esta larga siesta que fue el invierno.

¿Cómo andan? Hace rato que no escribía. Tengo varias cosas para contarles así que de a poquito les iré compartiendo.

¿Qué tal estuvo el finde? Yo anduve por Le Marché el domingo. Le Marché es una feria de cocina francesa organizada por la Asociación Gastronómica Francesa en Argentina, Lucullus. Este año coincidió con el inicio de la semana Viví Francia, semana de Francia en Argentina con algunos eventos gastronómicos y culturales del país tricolor.

Por eso, esta vez Le Marché no estuvo en el hipódromo como generalmente se hace, sino que se ubicó al lado de la Embajada de Francia. Cientos (y no exagero) cientos de personas esperaban haciendo cola para poder entrar a la Embajada que estaba abierta al público para visitas guiadas.

Como ya se sabe, los amontonamientos de gente no me gustan nada, así que preferí irme derechito al Marché y dejar la visita para alguna otra ocasión. Claro, no se solucionó el temita del gentío en el mercado tampoco. La placita que está al lado del edificio francés estaba atiborrada de personas. Todas tratando de ver qué vendían los puestitos de los distintos chefs galos. No se podía caminar realmente y los canteros estaban llenos de gente que sentadita al sol hacía equilibrio para comer de sus platitos gourmets.

Yo me armé de coraje y paciencia y me acerqué al puesto de Le Beaujolais para comprarme un platito de boef bourguignon. Estaba riquísimo; ¡menos mal porque costó casi $100! Para le boisson, me acerqué a mi ya adorada combi de Julep y (¡qué sorpresa! ¿por qué tan pronto?) me enteré de que se había acabado la pomelada de lavanda. Chicos, lleven más cantidad, es la preferida de todo el mundo. Puse el pecho nuevamente a la adversidad y, como lo que vale es la actitud, me pedi un TríoEnergético (jugo de naranja, zanahoria y jengibre) que logró estar a la altura.

¿De postre? La maroma no me dejó llegar al éclair con el que había soñado la noche anterior peeeeero ahí estaban los chicos de Un, dos, crëpes para endulzarme el mediodía. Sentadita en los 30cm cuadrados que encontré de pasto libre, devoré la crepe de Nutella que AMO (así con mayúsculas), AMO con locura. ¡¡Los quiero Un, dos, crepes!! Si todavía no los conocés y no podés esperar hasta el próximo Le Marché (no tenés por qué esperar tampoco…), el local de Un, dos, crepes está en Perú 424, en San Telmo. Fui varias veces. La variedad de crepres salados y dulces es increíble. ¡Vale la pena el viajecito si estás lejos! Y eso que es un localcito chiquito… Pero está lleno de sabor y buena onda. (Estoy enamorada del francés que cobra en la caja pero shhhh, no lo sabe nadie).

embajada
Le marché
julep
Trío Energético Julep
un-dos-crepes
Un, dos, crepes

Me gustan los mercados al aire libre. Más que gustarme; me encantan. Es cierto que la cantidad excesiva de gente puede nublarte cualquier mediodía de sol pero una vez que los sabores tocan tu paladar… ¡ya nada importa! Ahora hay que prepararse para este domingo 25 de septiembre que comienza el Festival Al dente! para celebrar la italianidad en Buenos Aires. ¿Dónde? En Av. Dorrego y Enrique Martínez, Palermo (junto al Mercado de las Pulgas). Ya me preparo para degustar los aceites de oliva y embutidos italianos…. ah…la dolce vita!!

Qué gourmet que te has puesto, mi Buenos Aires querido. ¡Así sí vale la pena tu diario e insoportable ajetreo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s