Nunca más

Se citaron a las 9 en una pizzería de Corrientes. Hacía año y medio que no se veían ni se hablaban. Todo había terminado muy mal. Fueron esos finales interminables. De idas y vueltas, de regresos, retrocesos y de un débil “no hay vuelta atrás”. Sabían que la cosa no fluía. ¿Lo había hecho alguna vez?

Como último manotazo de ahogado intentaron un nunca-más para no seguir lastimándose ni destruir cualquier pequeño resto de amor que pudiera sobrevivir a ese cúmulo de bronca. No supieron a quién culpar. No pudieron enojarse con el destino ni descifrar si eso era una prueba más.  ¿De dónde vino ese abismo insalvable? ¿De la diferencia de edad? ¿La diferentes crianzas, distinto origen? ¿a los desacuerdos para el futuro? ¿Qué o quién tenía la culpa?

Un año y medio sin saber nada el uno del otro. Un año y medio de silencio y de tranquilidad. Un año y medio de otras gentes, otros problemas, otros insomnios. Un año y medio de dejar y de soltar. Y aún así… aún así… los dos se pensaban en cada esquina compartida, en cada espalda confundida, en cada canción.

 

 

Anuncios

Me haces bien

¿Qué hago leyendo los 7 hábitos de la gente altamente efectiva? ¿Qué hago escuchando a Justin Bieber y deseando que vuelva con Selena Gómez? ¿Qué hago buscando delineadores nuevos en páginas de revendedoras que contrabandean desde Miami? ¿Qué hago gastando mi sueldo en cosas que me marean haciéndome girar en el mismo lugar? ¿Cuándo fue que me vacié y me llené de esta estopa reseca?

Estoy embalsamada. Gorda. Rellena. Vacía y adormilada. Drogada, diría. Anestesiada. Me domaron. Me atraparon. Caí rendida y cansada. Alicaída y entregada.

Pero hoy…

Hoy volví a escuchar música.

Hoy, después de tanto tiempo, me reencontré con la voz de Jorge Drexler. Y entre las cuerdas de su guitarra, volví a escuchar mi voz. Volví a cantar desde las entrañas.  Pude, como solía hacer, llorar de emoción con cada verso. Sus palabras son las mías. Dos sudamericanos con sueños de viajes y desvelos de exilios. La nostalgia rioplatense que corre también por mis venas.

Y de a poquito, así, como una terapia suave y melódica, me iré curando. Me iré llenando de nuevo de poesía, de palabras y de acordes. Y volveré a cantar. Volveré a casa; a esta casa que era yo.

¡¡Velas que sí perfuman!! ❤❤❤

¡Hola gente hermosa! ¿Cómo andan? Yo estoy super bien, con un año más de vida encima y llena de saludos, regalos, besos y más mimos que tan bien hacen siempre.

Ustedes saben que me encanta compartir en este blog aquellos lugares o productos que me gustan mucho porque responden a una necesidad o a un deseo mío y que me hacen tan tan bien, que me da ganas de que todo el mundo los pruebe.

Hoy les quiero compartir uno de los regalos que recibí en mi cumple. Se trata del regalo con el que me sorprendió mi hermanita querida. Hace tiempo que yo le había comentado, así al pasar, que quería encontrar velas aromáticas que realmente perfumaran el ambiente. Siempre me había super desilusionado con velas que había comprado en algunos negocios (que no quiero ni nombrarlos porque la idea no es hacerle mala prensa a nadie… pero sí, hacer de la buena a las marcas que me encantan!!)

Brood es una marca argentina de productos para el cuidado personal y, además, tiene productos de home & style. ¿Qué incluye esto último? Entre otras cosas: difusores, aguas de almohada, espuma y sales de baño y, ¡¡sí!! ¡¡adivinaron!! ¡¡velas aromáticas!!

¡Por fin velas que realmente perfuman al encenderlas! No se dan una idea de las fragancias que tienen. Además de ser exquisitas, son super originales. Y al no tener parafina, ni parabenos ni ningún producto derivado del petróleo, perfuman la casa sin olor a quemado y cuidan, al mismo tiempo, el medioambiente. Las velas están fabricadas enteramente de soja por eso duran muchísimo más: la combustión es más lenta, conservan el aroma y casi no emiten hollín. ¡Son lo más de lo más! ❤

Vienen en hermosos vasos de vidrio (tipo whiskey) o en latitas super mononas. Tienen muchas fragancias que valen la pena conocer. Yo me acerqué un día al local solo para olerme todo y anotar en mi cuadernito mis perfumes favoritos. El local queda en Palermo (J.L.Borges 1726) pero también se puede comprar a través de su tienda online :

👉 Tienda Online de Brood 👈CLICK ! (¡Aprovechen y vean todo lo que tiene la marca! ¡¡El packaging es hermoso!!)

Les paso mis fragancias favoritas (por ahora… me falta olfatear más!!! 😝

🔥 Green Tea & Verbena

🔥Exotic Bouquet

🔥Orange and Black Pepper

🔥Orange Blossom and leaves

🔥Red Tea and Fig

14570438_10210812660940786_1882744587373093699_n14563300_10210812661540801_4572872519270523126_n14523257_10210812948187967_8954548341176056351_n14572284_10210812661100790_4442060377142785281_n14670604_10210812660820783_2290202630852697200_n

¡Mmmmmmhhhhh espectaculares! ¡Cómo me gusta ambientar mi hogar! Hacía muchísimo que estaba buscando buenas velas. ¿Conocían ya Brood? ¿Saben ustedes algunas otras velas que perfumen también toda la casa como éstas? ¡¡Cuéntenme en los comentarios que las leo!!  😎

El poder de las fragancias

¿Existe algún sentido que nos transporte a otros momentos y a otros lugares de manera más automática e involuntaria que el olfato? De chiquita a mí me llamaban “olorcito” porque todo lo olfateaba; todo tenía “olor a algo” y todo me resonaba en la nariz (si es que puede usarse el verbo “resonar” en este caso).

Una fragancia puede llevarnos lejos o cerca pero no hay dudas de que nos transporta a ese momento donde estabas esperando empezar las vacaciones en la estación de servicio, o cuando ayudabas a tu abuela en la cocina a preparar la bolognesa o cuando caminabas de chiquita por el Italpark y comías ese pochoclo calentito humeante de vainilla.

Hoy quiero hablarles de perfumes. Sí, estuve dando vuelta por algunas perfumerías y me probé todo lo que estaba a la vista. De hecho, el olor a perfume importado me transporta al Free Shop y esa subida ansiosa al avión, con toda la adrenalina de un viaje al extranjero, con las muñecas empalagadas de los olores del Duty Free.

Como les decía, hoy estaba dando vueltas por las perfumerías y, aunque no compré nada, estoy armando mi wishlist para que no se me escape ninguna fragancia. Me encantaría participar alguna vez de la creación de un perfume. ¿Cómo eligen los aromas y las combinaciones? ¿Cómo saben que esa fragancia no existe y es inédita? ¿Usarán aceites esenciales? Los diseñadores, ¿harán una conexión entre la colección de ropa y el perfume nuevo que sacan? ¿Combina un perfume con un outfit en particular?

Bueno, como sea, (y hasta que no participe de alguna creación), estas preguntas quedarán flotando para que me las responda quien sepa un poco de este tema y quiera compartir la información. Por ahora, les quiero compartir algunas de las fragancias que me acompañaron en momentos de mi vida y las que, seguramente, estarán más adelante perfumando nuevas aventuras.

Mis fragancias del pasado:

caclouf0103002_custom_

Lou Lou de Cacharel: Mi adolescencia. Noches de bailongo en La France, pollera a cuadrillé y remeras hiper ajustadas . Momentos de grupo de amigas, de primer novio. No sé por qué usaba una fragancia tan intensa y pesada a los 15 / 16 años… ¿A quién se le habría ocurrido regalármelo? Igual éramos muchas las que lo usábamos. Estaba de moda. Creo que fue un regalo que me trajeron mis viejos de un viaje a Europa. ¿Lo usaron también ustedes?

 

 

41hmf2rakel-_sy355_Anaïs Anaïs de Cacharel: ¡Cuántas fragancias había de Cacharel! Ahora también debe haber pero no tienen tanta publicidad ¿O sí? La pronunciación del nombre fue siempre polémica jaja (¿¿Ané Ané o Anaís Anaís??)Este perfume es el más viejo que recuerdo. Acá yo tendría unos 12/13 años. Era un perfume de “chicas”. Como el “Mujercitas” pero más en serio – era importado-. Era una fragancia muy dulce y floral – muy “ajazminada”. Me transporta a momentos en la casa de mi abuela y a tardes compartidas con mi tía solterona. De hecho, es un perfume de solterona, me da la impresión… (¡qué feo decir esto! Todavía debe haber gente                                                                                        que lo usa! Me gustaría olerlo de nuevo, para que                                                                                     me traiga más recuerdos)

 

2014123200009_2Eternity de Calvin Klein: ¿Se acuerdan cuando Calvin Klein estaba como loco sacando fragancias unisex a troche y moche? Bueno, yo era una de las que había sucumbido a la fragancia fresca y mentolada (casi varonil, diría) del Eternity. Este es el olor de mi secundario. El olor de una rateada a la Costanera, a tomar sol en el pasto de lo que después se convertiría en Costa Salguero. Olor a sábados a la mañana, ensayos de danza jazz en el Club Italiano (eso junto a los chicles Bazooka de sandía )

tommy2

Tommy Girl de Tommy Hilfiger: Viaje de 15 años a Nueva York, Boston, Los Angeles y San Francisco. El olor de la valija; el olor de la nieve en Boston y de Fao Schwarz en NYC. Olor a peleas con mi viejo. Olor a otro viaje a los veintipico, no me acuerdo muy bien adónde. Fue con mi primer novio. ¿A Punta Cana?

 

 

 

lancome-poeme_50ml-700x700

Pôeme de Lancôme: Esta es la que considero MI fragancia. La usé mucho tiempo. Fue en el momento justo donde dejaba a mi primer novio, comenzaba una nueva relación super fogosa con el segundo. Tiempos de sensualidad y elegancia. Tiempos de 13 kilos menos y momento de volverme mujer adulta. Amo el olor dulce y penetrante del Pôeme. Desde ahí empecé a volcarme hacia las fragancias dulces, y persistentes. Dejé de lado lo etéreo, unisex, fresco, cítrico… para siempre.

 

 

lancome-lancome-hypnose-eau-tp_3802448269708579641f

 

Hypnôse de Lancôme: Una delicia dulce del verano pasado, esperando la vuelta del Pôeme al país. El Hypnôse es más sutil. Más elegante. Tiene una presencia contundente, diferenciada, pero sin empalagar. Es un olor “original”. Me acompañó en búsquedas, amoríos de dos-tres semanas; es el aroma del “volver a empezar”. Es exquisito. No tan popular. Un hermoso regalo de mi hermana.

 

 

¿Quieren conocer a los que me acompañarán en mis próximas aventuras?

He aquí, señoras y señores, mi flamante wishlist 👇 (El orden presentado es absolutamente aleatorio; me gustan todos por igual).

Mis fragancias del futuro:

good_1
Good Girl de Carolina Herrera
lancome-la-nuit-tresor-leau-de-parfum-review-1
Trésor La Nuit de Lancôme
li
Live Irresistible de Givenchy
Hot Couture de Givenchy
Hot Couture de Givenchy
Amour de Kenzo
Amour de Kenzo

¿Qué momentos me tendrán reservados estos perfumes? Me intriga…

¿Y a ustedes? ¿Qué fragancias las acompañan / acompañaron en sus vidas? ¡Cuéntenme que las leo!😘💘

¡Bienvenido Es Ruiz a Caballito!

¡¡Hola hola!! ¿Cómo andan? Acá en Buenos Aires, con una hermosa primavera que por momentos se pone muy ventosa, por momentos super soleada y por momentos gris y lluviosa.

Ayer estuve paseando al mediodía por la Feria de Comida Italiana en el Patio Lechero (Donato Álvarez y Bacacay). La verdad, pensé que iba a estar mejor, con puestos de comida más algunos productores de alimentos italianos vendiendo aceites de oliva, pastas secas, condimentos, etc. En cambio sólo encontré algunos foodtrucks vendiendo unos pocos sánguches y platitos de pasta y, de postre, unos vasitos minis de plástico con  panacotas o palitos de helado de Chocotorta / Oreo /Tiramisú. La verdad, me desilusionó bastante. Ni la algarabía de Donato con su megáfono en mano lograba levantar la feria.

Por suerte se nos ocurrió visitar un cafetín que hacía unos días habíamos visto a unas cuadras de allí, en Terry y Valle. Se trata de Es Ruiz Cafetín y, les digo la  verdad, me hizo olvidar al instante el bajón italiano.

Es Ruiz es una creación del maestro pastelero Eduardo Ruiz, ganador de muchísimos premios, miembro de la Academia Culinaria de Francia y jurado en uno de los concursos de Pastelería más prestigiosos del mundo (todos estos títulos y diplomas se pueden ver en las paredes). El cafetín es una hermosa casona en la esquina de Terry y Valle, ahí nomás del barrio británico de Caballito. Las habitaciones de la casona están ambientadas de manera cálida y minimalista para poder disfrutar de un rico té o café con las especialidades de la pastelería del maestro.

Ya al entrar, te recibe una estantería llena de exquisiteces con chocolates y dulces brillosos prolijamente presentados, bien al estilo de la pâttiserie francesa. El lugar estaba lleno, pero en seguida nos dieron una mesa en el piso superior. La carta incluye distintos tipos de sandwiches gourmets, croissants, tortas, alfajorcitos, hasta enzaimadas! También se pueden degustar algunos blends de té especialmente creados por Es Ruiz, café y limonadas.

El secreto es pedirse una torta, eligiéndola en la mesa de exhibición. No se lo pierdan porque el arte con la que están presentadas las variedades es impecable! Hay desde Selva Negra hasta Lemon Pie, Maracuyá con Coco, Mousse de Chocolate Roger con Frambuesas, Balcarce, Brownie con Merengue y Dulce de leche… No las puedo nombrar a todas porque son un montón y ¿lo mejor?—> verlas y dejar que nuestro ojo se conecte con nuestro paladar y diga “¡ésta!” Yo probé la torta de mousse de chocolate con corazón de naranja y ¿qué quieren que les diga? ¡¡in cre í ble!!

La casona es amplia y luminosa; las habitaciones proporcionan una linda intimidad al grupo de mesas en cada ambiente. Las ventanas con vidrios biselados dan a los árboles de la calle y al fondo de la casona hay un patio con mesitas donde se puede tomar el té al aire libre.

14517634_10210733646765481_7837223115131121355_n14494760_10210733586683979_5790373661682560689_n14517563_10210733590324070_4835653664746955598_n14572928_10210733589964061_304631957638999292_n

14484681_10210733587804007_7298253157911287137_n14494870_10210733589684054_6927534490392966129_n14502863_10210733588924035_1218981053997433757_n14570295_10210733589204042_7205202453550126698_n

Es Ruiz tiene, además del Cafetín, su propia Pastelería a unas cuadras de ahí (en Centenera 534). Al salir del cafetín, nos acercamos allí para conocerla. Tiene un mostrador laaaaarguísimo donde se exponen, todas en un mismo nivel (bien al estilo francés), tortas, masas, viennoiseries, panes y bombones. Nos atendieron de mil maravillas y nos dieron a probar algunos bombones que sacaron amablemente de la vitrina donde se exponen. Yo probé una prolija media esfera de chocolate blanco con relleno de maracuyá y otra con relleno cremoso de maracuyá con pimienta de Jamaica. ¡No saben lo que es! El chocolate se derrite en la boca rapidísimo y los sabores se funden en un bocado celestial! (me puse poética..!) Y, claro, el chocolate es belga. ¡Con razón!

Me traje unos biscottis de la Pastelería para el cafecito de la noche pero me hubiera traído de todo. ¡Por suerte está cerquita de casa! Vayan preparando unos bomboncitos para mí que en cualquier momento vuelvo. Tienen servicio de lunch y preparan pedidos.  Bienvenido Es Ruiz al barrio . ¡¡Vamos Caballito todavía!!

Les dejo el link a la página acá

14449795_10210733585843958_7111476518840736891_n

14469553_10210733586243968_4040259821479158126_n

Series que estuve viendo en Netflix

¡¡Hello hello gente linda!! ¿Cómo andan? Hoy tengo ganas de contarles acerca de algunas series que estoy/estuve viendo y que les recomiendo les echen un vistazo. Las tres que les voy a nombrar son de Netflix así que búsquenlas por allí.

La primera es una serie británica llamada The Black Mirror. No es una serie de hace poquito, creo que el primer episodio lo lanzaron en el 2011. La serie tiene sólo una temporada de 7 capítulos en total. Cada capítulo cuenta una historia unitaria y fue dirigida por un director diferente. Lo que reúne a estos relatos es la reflexión acerca del uso de los nuevos medios de comunicación, redes y tecnología y el análisis de cómo podrían impactar en la vida de las personas en un futuro (no muy lejano).

Sí, pertenece al género de la ciencia ficción (son todas historias futuristas) pero no molestan los efectos especiales (casi no hay) y las historias se centran mucho más en las relaciones humanas y el sentimiento de cada personaje en particular en ese nuevo mundo real/virtual.

Vale la pena verla. Te deja pensando. Es de esas series que te despiertan ganas de conversar sobre cada capítulo con alguien que lo haya visto también. Las series british son de mis preferidas y, si son cortas ¡¡mucho mejor!! No soy muy amante de las múltiples e inacabables temporadas… no sostengo nunca el entusiasmo. Esta: me encantó.

♦♦

La segunda serie que les quiero contar es también británica y se llama River. Cuenta la historia de un detective que tiene una característica muy particular de su personalidad que sale a relucir e impacta de manera espectacular en cada uno de los capítulos, en el desenvolvimiento de la historia. No les voy a contar qué es porque estaría haciendo un spoiler horrible.

Son sólo 6 capítulos (así se hace,muchachos!) y,además de algunos casos particulares que debe resolver, hay uno mayor que hilvana cada uno de los capítulos y que se relaciona con su compañera y amiga, la sargento Stevenson. La actuación de Stellan Skarsgård como River es impecable.

Si te gustan las series con un giro psicológico (a mí me encantan!!) mirátela porque te va a tener al borde del sillón durante cada uno de los capítulos. Solo tenés que mirar el primero: ¡¡vas a quedar prendido al instante!! Yo sé lo que te digo…

♦♦

La tercera y última serie que comparto hoy es una que ya muchos conocen: Orange is the New Black. Se trata de una serie yankee que se centra en la historia de una chica, Piper Chapman, que, a punto de casarse, ingresa a la cárcel federal de mujeres para cumplir su condena por algunos delitos cometidos en su pasado. Al principio no me gustó tanto: le encontré un humor un poco chabacano / payasesco que no me convencía en absoluto. Es evidente que este juego de pasar del drama al humor y al ridículo está puesto con toda la intención por parte de su autora.

Ya al final de la primera temporada me empezó a interesar más. Los personajes tomaron más profundidad y la historia pasada de la protagonista empezó a tomar forma como así también se complejizó su personalidad. Bien ahí.

Es una gran serie sobre LA MUJER, diría yo (ojo, sobre las mujeres, no para las mujeres). Está buena para reflexionar acerca de estereotipos y prejuicios. Eso me enganchó. Lástima que son como 4 temporadas (por ahora). ¿¿Quién tiene tanto resto??

¿Qué series están viendo actualmente? ¿Cuáles me recomiendan? Aviso: no me gusta la ciencia ficción ni las de época. He dicho. Jaja

Comer en estación: los alimentos de primavera

Una de las primeras cosas que aprendí leyendo y escuchando a Narda Lepes (una de mis cocineras favoritas) es que para aprovechar los nutrientes de cada uno de los alimentos que nos llevamos a la boca, es importante COMER EN ESTACIÓN. Es fundamental informarse y conocer cuáles son las verduras, las frutas, las carnes y legumbres que están en temporada para poder aprovecharlos al máximo ya que están en su punto justo de cosecha, tienen sus características (sabor – color – textura – nutrientes) en su máxima expresión y, también importante, son los productos que deberíamos encontrar más baratos. (Intenten comprar una mandarina en enero y, aparte de que es un engendro genético, te cobran el precio de lo que es: un producto de alta tecnología en respuesta a las demandas del mercado y no a los tiempos de la naturaleza.)

La idea de seguir una alimentación por estaciones es ideal para llevar una dieta equilibrada. De esta forma, conociendo los productos que están en estación podemos ir cambiando el menú según sea primavera, verano, otoño o invierno. Nos aseguramos de que probamos de todo y que, a nuestro organismo, ingresan los nutrientes y vitaminas necesarias para cada momento del año.

Como dice Narda (y yo comparto ampliamente): hay que hablar con nuestro verdulero amigo, hay que conversar y preguntarle al carnicero. ¿Qué tal están las naranjas? ¿jugosas? ¿dulces? ¿ácidas? ¿Qué me recomendás para hacerme ahora en la cena, quiero hacerme una tortilla: están bien los zapallitos o tenés mejor la espinaca?

Además de conversar con nuestro vendedor amigo (hay que hacerse compinches, ya se los digo: son los que aportan los alimentos a nuestro organismo y nos aconsejan todos los días), hay que estar bien atentos y abrir bien los ojos: ¿qué fruta es la que sobresale, está adelante de todo en los cajones? ¿Qué tipo de carne es la que se ve más en cantidad? ¿Qué colores priman en la verdulería? De lo que más hay, es lo que hay que consumir porque si hay más es porque es la época de cosecha. Ese producto está en estación. ¡Ése es el que queremos! No vale ir con el antojo del licuado de ananá en pleno junio con 10° bajo cero. Lo mejor es ir al mercado abiertos a ver qué hay y recién ahí elegir el menú (no al revés).

Déjenme insistirles en esto de hablar con el carnicero, hablar con el empleado de la pescadería…: ¿cuándo traen pescado nuevo? ¿Qué días traen carne de Liniers? ¿Qué día de la semana llegan los cajones de verdura? Planeemos nuestras compras en función de esa agenda para poder disfrutar de alimentos frescos, maduros, en su punto justo. No compremos los duraznos verdes para que (no) maduren tristemente en la heladera.

Animémonos a probar cosas nuevas. Aprendamos  los cortes de la carne, los nombres de pescados (además de la merluza y el salmón). Conozcamos nuevas maneras de preparar distintas comidas con verduras y legumbres. Informémonos acerca de productos locales. ¡Comer bien no solo es saludable sino que también es divertido!

Les dejo una página del libro de Narda con los alimentos que están en estación actualmente en primavera. ¿Hay algunos que no conocés? ¡¡A salir a buscarlos!!

primavera-narda

Les dejo el link a la página de Narda Lepes 👉 acá👈 y su página en Facebook 👉acá👈

¡Explotó la primavera en MIES!

dsc02157

Buenas, buenas. ¿Cómo andan? Ayer salí a pasear con mi perro, pasé por Mies para ver qué novedades había esta primavera y ¡¡quedé sorprendida por la explosión de colores!!

Cris (mi vendedora favorita) me hizo oler y probar de todo! Un placer. Para los que no la conocen todavía, Mies es una empresa de cosmética natural que produce jabones, bombas para el baño, espumas, cremas, exfoliantes… con ingredientes totalmente naturales y fabricados de manera artesanal. No pude ir a conocer el laboratorio esta vez pero ¡espero poder ir la próxima! Además de ser fabricados con las manos amorosas de los que trabajan en el lab, Mies no testea en animales y casi no usa recipientes lo que hace que la línea sea super friendly con el medio ambiente.

Yo amo sus ya clásicas “estrellas de la línea” como la arcilla exfoliante Kabuki, las bombas de baño (Todas. Sí, ¡todas!) y la cookie exfoliante “Pelé”.

Más allá de lo que uno disfruta al darse un baño de inmersión con sales o una ducha energizante con productos exfoliantes y de aromas cítricos, lo que más me convence de la marca es la calidez y el respeto que tienen por las clientas. Esto no es tan fácil de conseguir. Como clienta, como blogguera y como casi “revendedora” (digo “casi” porque ahora tengo otros proyectos en vista), siempre me contactaron y me hicieron partícipe muy generosamente de las novedades de la marca.

Uno compra muchas cosas cuando compra un marca: compra una experiencia, una imagen, un deseo, una ilusión, una pertenencia a un grupo… bueno, de esto saben mucho los que trabajan en marketing. Yo compro la conexión que tiene una empresa con sus clientes. Compro el saber que saben mi nombre, me escriben, me avisan, me llaman. Sí, ya sé, muchos van a decir “bolas, te llaman porque te quieren vender”. Y sí: lo acepto porque ellos están convencidos del trabajo que hacen y yo disfruto plenamente de las experiencias que sus productos me proveen. ¿Por qué no iban a querer venderme? De todas maneras: hay muchas marcas que aún queriéndote vender, no te mandan un mensaje, no te reciben en el local con la charla animada ni la calidez que tanto me gustan. Algo de esto vivían nuestras abuelas, cuando iban una y otra vez al almacenero o la manicuría y compartían sus vidas, sus secretos, sus alegrías y tristezas con “los del barrio”, con los comerciantes que además de venderles o mientras les vendían, charlaban con ellas como con una amiga/hermana/cuñada.

Tengo la suerte de haber encontrado muchas personas como ésas de antes(?) llenas de calidez, de respeto, de simpatía. Vendedoras, peluqueras, libreras, kiosqueros… que no han perdido, aún en esta caótica ciudad, la calidad humana y la buena onda. ¡Brindo por esto!

Bueno, después de haberme ido un poquitín por las ramas… ¿Les muestro algunas de las novedades que lanzó Mies esta primavera? ¿Están listo? ¡¡Miren estos colores!!

Espumas:

dsc02140dsc02141dsc02145

 

Bombas de baño:

dsc02144
Bomba Moria – con una pepita de karité en el interior

dsc02147dsc02153

dsc02154
Bomba relajante Van Gogh

dsc02156

 

Disco de masajes:

dsc02142
Borrón y cuenta nueva – con porotos aduki para un mejor masaje

 

Exfoliantes:

dsc02143
Cookie
dsc02146
Reina de la Patagonia
dsc02150
Reina de la Patagonia – frutos rojos
dsc02151
Joya nunca taxi

 

dsc02152
Exfoliante – Hidratante labial Besuqueiro

Jabones:

dsc02148
Minino do Rio
dsc02149
Pinky y Cerebro

Y como digo siempre que vuelvo del local de Mies… ¡¡al agua patos!! 🐥🐥🐥

Le Marché en Buenos Aires

¡¡Hola a todos!! ¡¡Feliz primavera!! ¡Por fin! Qué bellos los días de sol, las flores, las salidas al aire libre… Estoy feliz de poder renacer junto a todo lo que me rodea y despertar de esta larga siesta que fue el invierno.

¿Cómo andan? Hace rato que no escribía. Tengo varias cosas para contarles así que de a poquito les iré compartiendo.

¿Qué tal estuvo el finde? Yo anduve por Le Marché el domingo. Le Marché es una feria de cocina francesa organizada por la Asociación Gastronómica Francesa en Argentina, Lucullus. Este año coincidió con el inicio de la semana Viví Francia, semana de Francia en Argentina con algunos eventos gastronómicos y culturales del país tricolor.

Por eso, esta vez Le Marché no estuvo en el hipódromo como generalmente se hace, sino que se ubicó al lado de la Embajada de Francia. Cientos (y no exagero) cientos de personas esperaban haciendo cola para poder entrar a la Embajada que estaba abierta al público para visitas guiadas.

Como ya se sabe, los amontonamientos de gente no me gustan nada, así que preferí irme derechito al Marché y dejar la visita para alguna otra ocasión. Claro, no se solucionó el temita del gentío en el mercado tampoco. La placita que está al lado del edificio francés estaba atiborrada de personas. Todas tratando de ver qué vendían los puestitos de los distintos chefs galos. No se podía caminar realmente y los canteros estaban llenos de gente que sentadita al sol hacía equilibrio para comer de sus platitos gourmets.

Yo me armé de coraje y paciencia y me acerqué al puesto de Le Beaujolais para comprarme un platito de boef bourguignon. Estaba riquísimo; ¡menos mal porque costó casi $100! Para le boisson, me acerqué a mi ya adorada combi de Julep y (¡qué sorpresa! ¿por qué tan pronto?) me enteré de que se había acabado la pomelada de lavanda. Chicos, lleven más cantidad, es la preferida de todo el mundo. Puse el pecho nuevamente a la adversidad y, como lo que vale es la actitud, me pedi un TríoEnergético (jugo de naranja, zanahoria y jengibre) que logró estar a la altura.

¿De postre? La maroma no me dejó llegar al éclair con el que había soñado la noche anterior peeeeero ahí estaban los chicos de Un, dos, crëpes para endulzarme el mediodía. Sentadita en los 30cm cuadrados que encontré de pasto libre, devoré la crepe de Nutella que AMO (así con mayúsculas), AMO con locura. ¡¡Los quiero Un, dos, crepes!! Si todavía no los conocés y no podés esperar hasta el próximo Le Marché (no tenés por qué esperar tampoco…), el local de Un, dos, crepes está en Perú 424, en San Telmo. Fui varias veces. La variedad de crepres salados y dulces es increíble. ¡Vale la pena el viajecito si estás lejos! Y eso que es un localcito chiquito… Pero está lleno de sabor y buena onda. (Estoy enamorada del francés que cobra en la caja pero shhhh, no lo sabe nadie).

embajada
Le marché
julep
Trío Energético Julep
un-dos-crepes
Un, dos, crepes

Me gustan los mercados al aire libre. Más que gustarme; me encantan. Es cierto que la cantidad excesiva de gente puede nublarte cualquier mediodía de sol pero una vez que los sabores tocan tu paladar… ¡ya nada importa! Ahora hay que prepararse para este domingo 25 de septiembre que comienza el Festival Al dente! para celebrar la italianidad en Buenos Aires. ¿Dónde? En Av. Dorrego y Enrique Martínez, Palermo (junto al Mercado de las Pulgas). Ya me preparo para degustar los aceites de oliva y embutidos italianos…. ah…la dolce vita!!

Qué gourmet que te has puesto, mi Buenos Aires querido. ¡Así sí vale la pena tu diario e insoportable ajetreo!

Probando el 3 Minute Miracle de Pantene

Buenas, buenas… ¿cómo van? Estaba releyendo un poco el blog y me di cuenta de que nunca publiqué nada acerca del cuidado de mi pelo. Y eso que me lo tiño bastante seguido. Bah, me hago las mechas cada dos meses aproximadamente pero también suelo hacerme cortes para renovar el look de vez en cuando. En estos momentos estoy con el pelo corto con ganas de tenerlo largo nuevamente. Vieron cómo es esto. Lo tenés largo, lo querés corto. Lo tenés lacio, querés rulos. Ay ay ay… Así que si alguna sabe agún truquito para que me crezca más rápido, me avisa.

Hace ya unas cuantas semanas, me gané un premio espectacular de Pantene gracias a @flopereira (👉acá👈 les dejo el link a su blog, Penny Lane, y 👉acá👈 a su canal de Youtube. Vayan a chusmearlos que están buenísimos los looks y las reseñas). Como les venía diciendo, me gané un kit con 4 acondicionadores de la marca Pantene en un concurso organizado por ella: Los 3 Minute Miracle.

Al principio pensé que se trataba de ampollas porque decía que eran para restaurar el cabello y lo de “3 minutos” me sonó más a mascarilla que a acondicionador. Cuando fui a retirar el premio, me sorprendió el tamaño de la caja. Ahí me di cuenta de que eran cuatro acondicionadores tamaño pomo grande.

Pero, atenti, no son cualquier acondicionador. Los 3 Minute Miracle prometen un tratamiento tipo ampolla en un acondicionador de uso diario. ¡¡Esto me vino genial! Yo me lavo el pelo todos los días y, ente eso y la decoloración de las mechas, mi pelo está sin vida, opaco y se quiebra fácilmente.

En el kit vinieron las 4 versiones del acondicionador para 4 usos distintos:

🌻 Restauración

🌻 Hidratación extrema

🌻 Liso extremo

🌻 Rizos definidos

Estas últimas dos semanas estuve usando el 3 Minute Miracle Restauración y realmente veo resultados. Al pelo lo siento más liviano, más desenredado, más luminoso, más sedoso. Se nota que no es un acondicionador diario igual a otros. La consistencia es menos líquida pero no por eso más grasosa. Deja el pelo súper suave y ¡ni les cuento del perfume! Tiene un perfume exquisito. No había usado Pantene antes, así que no sé bien el aroma de la marca pero creo que este perfume es especial y nuevo de los 3 Minutes Miracle porque es ¡riquísimo! Dulce, fresco, ácido. Me encanta. Y lo mejor de todo es que puedo usarlo todos los días. ¡Gracias @flopereira por el premio!😄

¿Ya lo probaron? ¿Qué les pareció?

dsc01846dsc01847dsc01850dsc02078dsc02079

Así me queda el pelo recién lavado. (¡Obvien mi cara sin maquillaje de domingo por la mañana! 😜)

dsc02084