Comer en estación: los alimentos de primavera

Una de las primeras cosas que aprendí leyendo y escuchando a Narda Lepes (una de mis cocineras favoritas) es que para aprovechar los nutrientes de cada uno de los alimentos que nos llevamos a la boca, es importante COMER EN ESTACIÓN. Es fundamental informarse y conocer cuáles son las verduras, las frutas, las carnes y legumbres que están en temporada para poder aprovecharlos al máximo ya que están en su punto justo de cosecha, tienen sus características (sabor – color – textura – nutrientes) en su máxima expresión y, también importante, son los productos que deberíamos encontrar más baratos. (Intenten comprar una mandarina en enero y, aparte de que es un engendro genético, te cobran el precio de lo que es: un producto de alta tecnología en respuesta a las demandas del mercado y no a los tiempos de la naturaleza.)

La idea de seguir una alimentación por estaciones es ideal para llevar una dieta equilibrada. De esta forma, conociendo los productos que están en estación podemos ir cambiando el menú según sea primavera, verano, otoño o invierno. Nos aseguramos de que probamos de todo y que, a nuestro organismo, ingresan los nutrientes y vitaminas necesarias para cada momento del año.

Como dice Narda (y yo comparto ampliamente): hay que hablar con nuestro verdulero amigo, hay que conversar y preguntarle al carnicero. ¿Qué tal están las naranjas? ¿jugosas? ¿dulces? ¿ácidas? ¿Qué me recomendás para hacerme ahora en la cena, quiero hacerme una tortilla: están bien los zapallitos o tenés mejor la espinaca?

Además de conversar con nuestro vendedor amigo (hay que hacerse compinches, ya se los digo: son los que aportan los alimentos a nuestro organismo y nos aconsejan todos los días), hay que estar bien atentos y abrir bien los ojos: ¿qué fruta es la que sobresale, está adelante de todo en los cajones? ¿Qué tipo de carne es la que se ve más en cantidad? ¿Qué colores priman en la verdulería? De lo que más hay, es lo que hay que consumir porque si hay más es porque es la época de cosecha. Ese producto está en estación. ¡Ése es el que queremos! No vale ir con el antojo del licuado de ananá en pleno junio con 10° bajo cero. Lo mejor es ir al mercado abiertos a ver qué hay y recién ahí elegir el menú (no al revés).

Déjenme insistirles en esto de hablar con el carnicero, hablar con el empleado de la pescadería…: ¿cuándo traen pescado nuevo? ¿Qué días traen carne de Liniers? ¿Qué día de la semana llegan los cajones de verdura? Planeemos nuestras compras en función de esa agenda para poder disfrutar de alimentos frescos, maduros, en su punto justo. No compremos los duraznos verdes para que (no) maduren tristemente en la heladera.

Animémonos a probar cosas nuevas. Aprendamos  los cortes de la carne, los nombres de pescados (además de la merluza y el salmón). Conozcamos nuevas maneras de preparar distintas comidas con verduras y legumbres. Informémonos acerca de productos locales. ¡Comer bien no solo es saludable sino que también es divertido!

Les dejo una página del libro de Narda con los alimentos que están en estación actualmente en primavera. ¿Hay algunos que no conocés? ¡¡A salir a buscarlos!!

primavera-narda

Les dejo el link a la página de Narda Lepes 👉 acá👈 y su página en Facebook 👉acá👈

Anuncios