Tres bases tres

¡Buenas! ¿Cómo andan? Ustedes saben que hace poco empecé a meterme de lleno en esto del mundo del maquillaje… de hecho estoy con muchas ganas de anotarme en algún curso. Veremos qué averiguo y cuáles son los costos ¡claro!😜

Hoy quiero contarles acerca de tres bases que estuve usando últimamente. Como tengo el cutis graso, siempre pensé que los polvos eran los más recomendable para mí, pero aprendí que las bases fluidas y livianas podían ser aún mejores para mi cutis ya que no obstruyen tanto los poros ni se empastan tanto como me solían empastar las bases en polvo hace años, cuando era adolescente -y usaba cualquier banana-.

Dicho esto: una de las otras cosas que aprendí es que todo lo que diga “efecto mate” está buenísimo para mi tipo de piel. Esto no quiere decir que no haya productos que sin dejar un efecto mate aún queden genial en mi piel. Hay que aprender a observarnos. Hay que saber “escuchar” lo que nos dice nuestra piel para poder ir dándole aquello que necesita.

No es fácil. No, no. Yo recién ahora estoy empezando a entender algunas de las señales que la pobre me envía… estoy en lo que se llama Nivel Pre-Básico (ya que vamos a hablar de bases) de interpretariado piel-español / español-piel.

Entonces: ¿qué me estuvo diciendo mi piel en estos últimos meses? Para contarles, necesito presentarles la primera base (ya van a entender por qué):

La primera base que estuve usando fue la Dream Wonder Fluid-Touch Foundation de Maybelline. Esta base es espectacular en cuanto a lo fluida, líquida y suave. Tiene una especie de gotero para sacar el producto del envase y, una vez puesta en la cara, al comenzar a difuminarla, se convierte a una textura casi volátil dejando un acabado de terciopelo. Espectacular. Cero grasa, cero oleosidad. Deja realmente un acabado mate.

DSC01641DSC01643

DSC01655

¿Cuáles son las desventajas que le encontré? Bueno, en primer lugar, como es tan fluida es necesario ponerse varias capas para que tenga una cobertura suficiente. Si no, queda muy “translúcida”. Otro de los inconvenientes (o mejor dicho, malestares) que le encontré fue el formato del envase. Al volver a entrar el “gotero” en la boquita del frasco, se desperdicia mucho producto ya que queda en los bordes.

Ahora, yo les venía hablando de “escuchar” a nuestra piel... bueno, cuando comenzó el invierno, con bajas temperaturas y un viento que nos volaba los pelos, a esta base la empecé a sentir muy seca. ¿Qué pasaba? Se me pelaba la cara alrededor de la nariz y hasta me aparecían como escamas pequeñas en la frente.

Fue ahí que, inmediatamente, además de cambiar de crema hidratante (eso ya se los comenté en otro post), tuve que cambiar de base. Y fue ahí que me decidí a probar la Revlon Colorstay 24hrs para cutis mixto/graso. A pesar de ser para mi tipo de piel, esta base no seca el cutis; no lo deja mate y esto, muy lejos de molestarme, me encanta para esta época del año. Es más suave la textura, más tipo “loción” y se esparce por la piel espectacularmente. Es mucho más cubritiva que la Dream Wonder, por lo que no es necesario colocar muchas capas. Es absolutamente cierto lo de las 24 hrs; bueno, a decir verdad, nunca la tuve 24hs. puesta… pero les puedo asegurar que unas 12hs se mantiene sin demasiados cambios en el cutis. Tal vez, se oscurezca un poquitín con el transcurrir de las horas pero es una buena opción para las que quieren un maquillaje que las acompañe durante todo el día. ¿Desventajas? No le encontré ninguna todavía. Tal vez el hecho de que, dada su textura menos fluida, tengo que usar sí o sí polvo para sellar.

DSC01647

DSC01648

¡Ah! Otro problemita es que elegí un tono más oscuro que mi piel, por eso tengo que tener cuidado y aplicarla también en el cuello para que no parezca que me puse una máscara. Pero ese no es un problema de la base, es el impulso de comprar algo sin probármelo antes. ¡Mi culpa! ¡Mi culpa! ¡Mi culpa! 🙋

Bueno, ¿y cuál fue la última base que estuve probando estos meses? Hace un tiempo, me habían regalado una base en barra de Natura. Le tenía mucha desconfianza porque la imaginaba súper pesada para mi tipo de piel. Entonces, esperé al frío y me animé a probarla ahora. Gente: no saben lo que me gustó. ¡No es pesada para nada! Aunque es en barra (lo que la podría llegar a hacer más cremosa) se funde en la cara de una manera espectacular. Al contacto con la piel, su textura se convierte en un “toque-seco”, como si se volviera polvo al instante, dejando la superficie de la cara aterciopelada y seca. ¡Está buenísima!

DSC01649

DSC01651

DSC01652

¿Algún punto en contra? Bueno, creo que lo que más podría hinchar un poco de esta base es que al convertirse en una textura casi de polvo volátil, no es muy cubritiva. Yo me tengo que aplicar por lo menos 2 o 3 capas para esconder aquellas manchitas, granitos, etc. que no quiero que se vean. Y claro, al usarla tanto, me da la sensación de que no dura mucho el producto… lo que la convierte en una base cara al pepe. ¡Ah! Y ojo que a las 4 o 5 horas de tener puesto el producto, tuve que matificarme la cara con un poco de polvo porque ya comenzaba a brillar, mi amooor….(vamos a brillar, mi amoooor 🎼🎵)

😄   😄   😄

Bueno, gente linda. Aquí termino con mis bases hoy. Voy a seguir probando otras. Tengo muuuuuchas ganas de probar las bases de Mac. ¿Cuál me recomiendan?

Y esto de escuchar lo que dice mi piel, me está fascinando… no sabía que podíamos encontrar tanta información con solo mirar atentamente un segundo los cambios que va experimentando nuestro cutis con algunos productos, con el clima, con nuestro estado anímico, etc etc. Es genial. Estoy a full con esto. Siempre me gustó aprender lenguas extranjeras… bueno, aquí estoy comenzando un nuevo desafío y esta vez se trata de mi propio cuerpo que me habla. ¡Sí, me habla! ¿Me estaré volviendo loca?

Anuncios

Mis aliados para el peeling

Este mes fui a la dermatóloga y al ver mi hermoso cutis graso con señores poros dilatados, me indicó un tratamiento de peeling para rejuvenecer mi piel y volverla más lisita. Frente a esta propuesta, me entusiasmé enseguida, ya que por más que uso siempre cremas para cuidarme, hacía mucho que no visitaba a mi dermatóloga de confianza y me estaba viendo la piel muy flácida.

Me recomendó para el peeling, hacer un tratamiento con ácido retinoico. Había escuchado sobre este ácido pero es la primera vez que lo uso. Me explicó que me lo tengo que poner todas las noches sobre la cara bien limpia y retirarlo al lavarme la cara por la mañana.

El ácido retinoico utilizado para peeling permite borrar algunas líneas de expresión y suavizar arruguitas. Esto lo hace gracias a que va “puliendo” la piel y deshaciéndose de las células muertas. Por eso también borra manchas de sol o de acné y cierra los poros. En realidad, el efecto de pulido hace que no se noten tanto los poros ya que disminuyen esos pocitos ¡que quedan tan feos!

Yo estoy usando el ácido retinoico de PURALOE del laboratorio EuroLab. Es un gel bastante pegajoso, sin perfume, de una ligera transparencia ámbar.

DSC01548

Me lo aplico a la noche, después de limpiarme la cara, evitando la zona alrededor de los ojos. Durante la primera semana, lo usé noche de por medio. O sea, una noche sí y una noche no. La idea era ver cómo iba reaccionando mi piel. Como no tuve problemas, continué aplicando el PURALOE diariamente. Lo que veo es que poco a poco la cara se va pelando en algunas zonas. No es la misma peladura que cuando uno se quema con el sol, no. Es más sútil. Pero las células muertas se van desprendiendo y veo que no me salvo de algunas rojeces. Leves, pero yo las noto. ¡Todo sea por el resultado! 🙏

Como el ácido es fotosensible, es importante usarlo durante la noche y no exponerse al sol o a los rayos ultravioletas con el PURALOE puesto en la cara. Pueden quedarte manchas muy desagradables. Por el mismo motivo, tampoco es bueno aplicarlo sobre áreas lastimadas o sobre verrugas. Por eso, otro de mis aliados en este tratamiento es el protector solar Anthelios XL gel toque seco con 50 de protección solar de La Roche-Posay.

DSC01547

Es la primera vez que uso este protector y la verdad, estoy encantada con la fórmula y con cómo se siente en la piel. A las de pieles grasas, como yo, nos cuesta mucho encontrar un protector / bronceador que no nos “licúe” la cara. Por eso este es realmente un hallazgo. Aunque es invierno y no voy a ir a tomar sol (digo, con mate y reposera como hago en verano), la doc me dijo que el sol quema igual y que hay que protegerse. Aún en los días nublados. Quiero que sepan que yo amo estar bronceada; me parece que estoy más linda, la ropa me queda mejor, etc etc. Pero, después de todas las explicaciones de mi amiga la dermatóloga, llegué a la triste conclusión de que el sol es el responsable de mis arrugas, de mis marcas, de mi flacidez, del aspecto vejete de mi piel, digamos. Así que… ¡a cuidarse se ha dicho! Tal vez en el verano pueda usar un protector de menor SPF para broncearme el cuerpo. Leí en otro blog que este protector Anthelios XL de La Roche-Posay viene también con color. Así que uno lo puede usar como una BB cream. Voy a averiguar cuando se me termine éste.

Por supuesto, aunque uno esté haciedo un tratamiento de peeling no tiene que dejar de hidratar la piel. De hecho es importante continuar con nuestra crema de día para ayudar a desprender esa película de piel muerta (qué feo sonó eso…😝) Mi crema amada y adorada es la que uso siempre: Hydrance Optimale Legere de Avene.

DSC01553

Amo esta crema hidratante❤. Esta sí que es una ALIADA, así con mayúsculas. Es ligera, tiene un perfume muy sutil y se dispersa en la cara fácilmente logrando una absorción casi instantánea. La Hydrance Optimale Legere me acompaña durante todo los días del año… excepto los días de calor donde necesito una crema que hidrate pero que a la vez me matifique. Ahí opto por la Effaclar Mat de La Roche-Posay para hidratar mi piel sin convertirla en un desastre brilloso y oleoso.

Y ya que estamos hablando de hidratación, no me quiero olvidar de contarles que ahora más que nunca estoy usando el Agua Termal de Avene. Me calma cuando siento la piel muy tirante o cuando la veo un poco enrojecida. Siempre la uso, en realidad, después de la limpieza o para fijar el maquillaje pero ahora que estoy usando el ácido retinoico la estoy usando más seguido… Menos mal que tengo el tamaño grande… ¡pero ya se me está por acabar!😢

DSC01556

Para sacarme el maquillaje (que les confieso, no queda de la misma manera que antes… yo creo que el ácido está haciendo que en algunas zonas de la cara la base se seque más y me aparecen manchas… pero bueno, trato de recordarme que es para una buena causa🙏 ), bueno, como les iba diciendo: para sacarme el maquillaje o para limpiarme la cara uso el Agua Micelar Cleanance de Avene. Es una opción más que atractiva para hacer una limpieza profunda sin necesidad de enjuagar. Se usa directo con un algodoncito o una toallita. Es ideal para las pieles grasas como las mías; siento que realmente “barre” con todo. Eso sí: yo necesito enjuagar al final. Es una manía mía; no lo dice la botella. Yo necesito terminar la limpieza con una buena zambullida de cara en el agua para sentirla realmente limpia. Y ahí, ni les cuento… después de secar, ¡está tan limpia y tan lisita que brilla!

DSC01555

 

Bueno, estos son mis aliados en este momento que estoy haciendo mi peeling con ácido retinoico. Todavía me queda un mes de tratamiento y vuelvo a la dermatóloga a ver qué me dice.¿ Alguna de Uds ya lo hizo? ¿Cómo les quedó la piel? ¿Es verdad que está tan bueno? ¡Cuéntenme!

En un mes, la doc pondrá mi piel nuevamente bajo la lupa. Lo bueno es que me prometió que continuaremos luego con otros tratamientos para que mi piel quede aún más bonita. Incluyó frases como:”punta de diamante“, “radiofrecuencia“, “mesoterapia“… ¡Música para mis oídos! 🎼🎵🎶