¡Explotó la primavera en MIES!

dsc02157

Buenas, buenas. ¿Cómo andan? Ayer salí a pasear con mi perro, pasé por Mies para ver qué novedades había esta primavera y ¡¡quedé sorprendida por la explosión de colores!!

Cris (mi vendedora favorita) me hizo oler y probar de todo! Un placer. Para los que no la conocen todavía, Mies es una empresa de cosmética natural que produce jabones, bombas para el baño, espumas, cremas, exfoliantes… con ingredientes totalmente naturales y fabricados de manera artesanal. No pude ir a conocer el laboratorio esta vez pero ¡espero poder ir la próxima! Además de ser fabricados con las manos amorosas de los que trabajan en el lab, Mies no testea en animales y casi no usa recipientes lo que hace que la línea sea super friendly con el medio ambiente.

Yo amo sus ya clásicas “estrellas de la línea” como la arcilla exfoliante Kabuki, las bombas de baño (Todas. Sí, ¡todas!) y la cookie exfoliante “Pelé”.

Más allá de lo que uno disfruta al darse un baño de inmersión con sales o una ducha energizante con productos exfoliantes y de aromas cítricos, lo que más me convence de la marca es la calidez y el respeto que tienen por las clientas. Esto no es tan fácil de conseguir. Como clienta, como blogguera y como casi “revendedora” (digo “casi” porque ahora tengo otros proyectos en vista), siempre me contactaron y me hicieron partícipe muy generosamente de las novedades de la marca.

Uno compra muchas cosas cuando compra un marca: compra una experiencia, una imagen, un deseo, una ilusión, una pertenencia a un grupo… bueno, de esto saben mucho los que trabajan en marketing. Yo compro la conexión que tiene una empresa con sus clientes. Compro el saber que saben mi nombre, me escriben, me avisan, me llaman. Sí, ya sé, muchos van a decir “bolas, te llaman porque te quieren vender”. Y sí: lo acepto porque ellos están convencidos del trabajo que hacen y yo disfruto plenamente de las experiencias que sus productos me proveen. ¿Por qué no iban a querer venderme? De todas maneras: hay muchas marcas que aún queriéndote vender, no te mandan un mensaje, no te reciben en el local con la charla animada ni la calidez que tanto me gustan. Algo de esto vivían nuestras abuelas, cuando iban una y otra vez al almacenero o la manicuría y compartían sus vidas, sus secretos, sus alegrías y tristezas con “los del barrio”, con los comerciantes que además de venderles o mientras les vendían, charlaban con ellas como con una amiga/hermana/cuñada.

Tengo la suerte de haber encontrado muchas personas como ésas de antes(?) llenas de calidez, de respeto, de simpatía. Vendedoras, peluqueras, libreras, kiosqueros… que no han perdido, aún en esta caótica ciudad, la calidad humana y la buena onda. ¡Brindo por esto!

Bueno, después de haberme ido un poquitín por las ramas… ¿Les muestro algunas de las novedades que lanzó Mies esta primavera? ¿Están listo? ¡¡Miren estos colores!!

Espumas:

dsc02140dsc02141dsc02145

 

Bombas de baño:

dsc02144
Bomba Moria – con una pepita de karité en el interior

dsc02147dsc02153

dsc02154
Bomba relajante Van Gogh

dsc02156

 

Disco de masajes:

dsc02142
Borrón y cuenta nueva – con porotos aduki para un mejor masaje

 

Exfoliantes:

dsc02143
Cookie
dsc02146
Reina de la Patagonia
dsc02150
Reina de la Patagonia – frutos rojos
dsc02151
Joya nunca taxi

 

dsc02152
Exfoliante – Hidratante labial Besuqueiro

Jabones:

dsc02148
Minino do Rio
dsc02149
Pinky y Cerebro

Y como digo siempre que vuelvo del local de Mies… ¡¡al agua patos!! 🐥🐥🐥

Anuncios

Probando más productos de Mies

¡ Qué lindo que es recibir regalos ! ¡ Me encanta ! Esta vez recibí un combo espectacular de MIES y les voy a ir contando qué me parecen estos productos y cómo los estoy usando.

DSC01777

DSC01779

DSC01781

Ya les hablé varias veces de esta marca que cada vez me gusta más (acá). Es una línea de cosmética gourmet que sólo utiliza ingredientes naturales y que tiene una conciencia ecológica porque casi no usan plástico para envases y bolsas, elaboran artesanalmente sus productos y no testean en animales.

Yo la conocí de casualidad y me atrajeron, antes que nada sus bombas para el baño sobre las que ya les conté (acá). La tranquilidad que me da Mies es que al usar productos naturales es muy difícil que el uso me genere alguna molestia o alergia. De todos modos, es cierto que hay que estar siempre atentos porque uno puede tener alguna alergia a algún ingrediente por más natural que sea (si no, díganselo a mi viejo, que come nueces y puede llegar a ahogarse de inflamación).

El tema es que la marca fue creada investigando y probando con ingredientes en la cocina ya que uno de los fundadores, Rami,era alérgico a casi todo, como cuentan en su página. Entonces, buscando y buscando, creando productos que no le generaran ningún malestar fue consiguiendo fórmulas para desodorantes, cremas, sales, espumas para poder usar. Y que todos nosotros podamos disfrutar también!

Esta semana estuve probando tres productos de Mies: la mascarilla facial Kabuki, el exfoliante para labios Hello Kissy y la manteca hidratante corporal Cleo en su versión “Split”.

Máscarilla exfoliante Kabuki

Siempre tuve ganas de hacerme una mascarilla de arcilla. Soñaba con ponerme una toalla en la cabeza, una bata blanca, una máscara arcillosa en la cara y dos pepinos en los párpados. La imagen por excelencia de una tarde en el spa, no me digan…

Como tengo el cutis muy graso y sensible, siempre me recomendaban para la limpieza facial, exfoliantes suaves, que no dañaran ni enrojecieran mi cara. Nunca lograba encontrar una máscara como soñaba en mis delirios de baño termal romano.

La primera vez que entré al local de Mies me llamó poderosamente la atención este potecito de contenido gris oscuro. La consistencia era extraña: había dedos marcaditos, seguramente de algún cliente que lo había probado. Al tocarlo yo misma, sentí el frescor y la densidad de la arcilla y fue inmediata mi decisión de probarlo en mi piel.

La vendedora me dijo que este “barro” no se puede usar diariamente ya que es bastante profunda la exfoliación que otorga. Para pieles grasas como la mía, se puede usar para hacer una limpieza con más ganas que lo habitual, dos veces por semana.

Después de sacarme el maquillaje, con la cara limpia y húmeda, tomé una porción de la Kabuki y la comencé a frotar suavemente y con movimientos circulares sobre mi cara. La sensación de frescura es inmediata y el aroma cítrico es riquísimo. Si estás un poco dormidx, te despabila del todo. (Cuando la probé, hace unos meses, en el local no tenía este aroma, Mies cambió la fórmula y le agregó estos aceites esenciales de naranja y limón. ¡Bien ahí, chicos!)

La cara no me quedó cubierta con una capa gruesa de arcilla; sólo puse una película delgada que me sirvió perfectamente para la exfoliación. Sentí también cómo durante los dos minutos que la tuve, se iba secando de a poquito (seguramente se iban secando los componentes acuosos y quedaba sobre mi piel el bicarbonato).

Como recomiendan no dejarla sobre la piel más de tres minutos, esperé exactamente ese tiempo y la retiré con una esponjita vegetal (muy suave) embebida en agua fría. Si hubiera sido por mí, la dejaba mucho tiempo más en la cara; no sentí molestia alguna ni tirantez.

Al retirarla totalmente y secarme, ¡la cara me resplandecía de limpia! De hecho brillaba en algunos lugares y no por grasosa; al contrario, por liberada totalmente de cualquier suciedad, grasitud o célula muerta que podría haber llegado a tener. Me encantó. Y sólo usé una porción mínima de producto. ¡Es hiper hiper rendidora! Me puse enseguida una crema hidratante ya que mi piel me lo pedía, como me lo pide siempre después de la limpieza.

Estuve investigando en la página de Mies y dice que es uno de los productos más vendidos de la marca. ¡Ya lo creo! Después de las bombas para el baño, la Kabuki se ganó un lugar dentro de mis productos favoritos para la exfoliación de la cara. El equilibrio justo entre pulido y limpieza.

¿Quieren saber los ingredientes? Yo últimamente estoy obsesionada leyendo las etiquetas de todo lo que consumo (y me parece que es una buena y sana nueva obsesión):

🌷arcilla de caolín

🌷fécula de maíz

🌷bicarbonato de sodio

🌷aceites de coco, ricino y cítricos

🌷carbón vegetal

🌷aceites esenciales

 

DSC01787

DSC01788

DSC01789

DSC01790

 

Exfoliante labial Hello Kissy

Así como me gusta escribir mucho, me gusta hablar mucho (pregúntenles a mis amigas, si no)… y ¿qué pasa con tanta parola y tanto gesticular? Se me resecan los labios, se me hacen cascaritas, pellejitos… bueno, ustedes saben. Y peor aún con el frío o la calefacción, se me resecan más. Soy de las que tienen que ponerse un bálsamo en los labios cuando me voy a dormir porque ¡¡duermo con la boca abierta!! (Horror cuando me pasa en el colectivo).

No sabía si existían exfoliantes labiales… es tan delicada la piel que me parecía que era algo inexistente por el riego a lastimar o estirar la piel super sensible de los labios. Pero parece que estaba equivocada. El exfoliante Hello Kissy es super delicado y suave como para poder hacerse un pulido una vez por semana y te deja los labios divinos para ponerte el bálsamo o el labial o para dar unos besos apasionados…

Una de las cosas que estaría bueno rever es el tema del packaging. Viene en un potecito de plástico con tapita y la etiqueta pegada pero ¿qué pasa? como tiene un blend de aceites esenciales de frutos rojos (cosa que le da un perfume exquisito) este aceite se escapa por la apertura de la tapita y mancha todo, depega las etiquetas y se hace un poco un enchastre al usarlo.

De todas maneras el producto me parece novedoso y atractivo. Es una de esas cosas (de las raras) que necesité antes de darme cuenta de que existía. ¡Bien ahí! La exfoliación de labios para mí era una necesidad real y el Hello Kissy me ayudó con eso. Lo froto con los dedos por los labios sintiendo un pulido suave y dulce ya que tiene pequeños granitos de azúcar orgánica que son los que realizan la exfoliación.

Habría que pensar otra vez el packaging y es un diez. ¿Ingredientes? Miren que poquitos:

🌷azúcar orgánica ultrafina

🌷semillas exfoliantes

🌷blend de frutos rojos (supongo que es blend de aceites por la textura y por el ¡¡derrame!!)

DSC01791

DSC01794

DSC01795

DSC01819

DSC01823

 

Manteca hidratante  “Cleo” Split para el cuerpo

Ya les conté que Mies tiene una shampoo sólido que hace poco presentaron en sociedad (acá). Bueno, siguiendo con la conciencia ecológica de no usar envases ni contaminar el medioambiente con productos industriales y desechos químicos, la marca tiene también hidratantes corporales en forma de conitos (truncos) de manteca corporal sin pomos ni potes que después hay que tirar.

El hidratante que probé se llama “Split” porque, y agárrense, tiene aroma a banana y vainilla. Sí, sí… tu cuerpo queda oliendo a cupcake listo para ser mordido. Mmmmmhh… ¡Riquísimo perfume! Las dos mantecas que componen el Split son la manteca de karité y cacao. Con razón quedó tan bien humectada mi piel.

En su página dan algunas sugerencias para usarlo: cortar un trocito y sumergirlo en el baño para tener la piel hidratada después del baño de inmersión, frotarlo dentro de la ducha (después de la limpieza) para ya salir hidratadx o frotarlo directamente en la piel ya seca.

Yo hice esto último. Después de ducharme y una vez seca, la froté por piernas, abdomen y brazos. La consistencia es bien de “manteca de cacao”: por eso, sacate los anillos antes de pasártela porque ¡yo me olvidé y me quedó producto entre los dedos!. La consistencia es bien densa, “impermiabiliza la piel” casi. Por eso no me la puse en el escote que es donde tengo la piel más parecida a la de la cara: muy oleosa. A la manteca la siento un poco pesada para mi cutis y para el escote.

Es perfecta para las pieles secas, para las piernas (para después de la depilación ni les cuento) y para los brazos y los codos. Deja un perfume exquisito (¿a quién no le gusta el banana Split?) y la sensación de humectación por muchas horas.

Como es costumbre de Mies, la manteca no viene en ningún envase y se “activa” al contacto con la piel y el calor de las manos. Hay que guardarla envuelta en un sobrecito de papel o en algún lado donde no pueda manchar nada. El tamaño es ideal para llevarla en la cartera o mochi e hidratarte en cualquier lado cuando lo necesites.

La Split tiene dos fases que se ven claramente: la clarita que, supongo, es la manteca de karité y la marrón que debe ser la de cacao. Arriba de todo hay unas semllitas (¿de lino por el color negro?) que simulan las pepitas de chocolate de nuestro Banana Split. ¡¡Un sorbete para mi licuado por favor!!

Ingredientes:

🌷aceite de coco

🌷manteca de cacao

🌷manteca de karité

🌷colorantes vegetales

🌷aceites esenciales (estoy empezando a amar éstos)

🌷aroma

 

DSC01814

DSC01815

DSC01817

DSC01818

 

Bueno, entre aromas y aceites esenciales, los saludo. Me voy a ir al baño a seguir con mis productos Mies que tanto me miman. De hecho, el baño se ha convertido en el ambiente preferido de mi casa. ¡Jaja! ¿Alguien ya los probó? ¡Cuéntenme sus experiencias! Y estén atentos porque ¡¡se vienen más reseñas de Mies!!

Llegó Medusa: el shampoo sólido de MIES

¡¡Holaaaa!! ¡Por fin viernes! ¡Se viene el finde! Espectacular para relajarse, divertirse con amigos, salir a comer… y probar nuevos productos.😉 Esta semana fue movidita: muchos estrenos, muchas reuniones, gente copadísima con la que uno se cruza en los encuentros, y presentaciones de productos nuevos y súper originales.

Ayer estuve en la presentación de shampoo sólido Medusa de la línea MIES Cosméticos Gourmet. Ya les vengo hablando de la línea MIES hace un  tiempito: las bombas para el baño, las espumas, los exfoliantes y esas cosas taaaan lindas que nos permiten darnos un mimo todos los días. ( acá fue donde les conté: ¡Por fin, un baño de inmersión! y acá: Tentaciones de invierno)

La cuestión es que ayer presentaron, como les venía diciendo, un shampoo sólido. Sí sí: así como lo escuchan ( o mejor dicho, lo leen): shampoo sólido. Se trata de una “pastilla” llamada Medusa hecha con glicerina, lauril sulfato de sodio, perfume y colorante. Nada más. Nada de detergentes. La línea MIES se caracteriza por realizar sus productos con ingredientes naturales, no testean en animales y la gran mayoría de sus productos son, además, aptos para uso vegano ya que no tienen ingredientes de origen animal.

Ayer a la tarde, unas cuantas cuoriosas como yo nos acercamos a ver de qué se trataba esto del shampoo sólido al local de Caballito. Cris, nuestra anfitriona de lujo, nos esperaba con un bowl lleno de agua y una muñeca de pelos al viento dispuesta a zambullirse en la improvisada bañadera.

DSC01670DSC01671DSC01676

A la feliz Barbie morocha, le frotaron el pelo, la llenaron de espuma y sus antes cables sintéticos se convirtieron en una sedosa cabellera, digna de envidia de las que estábamos allí presentes. El perfume de la Medusa es increíble. Llenó el local. Tiene una mezcla de cerezas y chicle. Al tacto es jabonoso y el calor de las manos la derrite muy despacito, hay que guardarla en lugar seco. Su color rosado/fucsia se mezcla con algunos grumitos internos de color blanco que, como nos explicó Cris, es el lauril que permite la generación de espuma.

DSC01673

Como se imaginarán, lo primero que hice fue llegar a casa y pegarme una ducha para probar a mi amiga, la Medusa. Les cuento mis impresiones: al frotarlo con las manos se genera una espuma inmediata. Me froté el pelo con esta espuma y hasta me animé a pasarme la pastilla directamente sobre mi cabeza. Luego froté con mis dedos para que llegara el producto hasta el cuero cabelludo y finalmente enjuagué con muchísima agua. El perfume, les digo, increíble. Dulce y acerezado.

DSC01681DSC01683DSC01680

Como buena alumna que soy, me apliqué luego mi crema de enjuague de siempre porque hay que ayudar a nutrir y humectar el pelo ya que el Medusa solo lo limpia. Salí de la ducha (ufa!), me sequé el pelo y enseguida noté que tenía el pelo más “liavano”, super super limpio, para nada pegoteado y ¿lo mejor de todo? usé re poco del producto: solo froté un poco en mis manos y en la cabeza como si fuera cualquier jabón de hijo ‘e vecino y ¡listo! Nos contó nuestra anfitriona que cada pastilla rinde como para 60 lavados, ¿qué tul?

Lo que sí hay que tener cuidado es de no dejarlo en el baño o, por lo menos, hay que guardarlo en una bolsita o envuelto para que con el vapor no se vaya disgregando el producto. Sus componentes duran aproximadamente 6 meses, así que podemos comprar varias pastillas para ir usando alternadamente ya que existen dos versiones: el Medusa y el Bambú (ése no lo probé todavía; es de color verde).

Es una opción espectacular para cuidar el medioambiente (como todo lo que hace esta marca): no tiene envase (no hay residuo – ni frascos de plástico, ni etiquetas, ni pegamentos), no tiene detergentes contaminantes ni le estás poniendo a tu piel y pelo productos artificiales. ¡Además ocupa re poco lugar! Un plus para las que viajan o se hacen una escapadita al club o a alguna salidita de fin de semana.

Estoy fascinada con las cosas que vende esta marca. Por eso, les dejo algunas fotos de algunos de sus otros productos para que los vayan conociendo.

DSC01660DSC01661DSC01663DSC01664DSC01665DSC01666DSC01668DSC01669

Les dejo el link también para que chusmeen… Tienda —> http://www.tiendamies.com/

¿Conocían ya la marca? ¡Yo la adoro! Una vez que empezás con MIES no volvés más a los productos industriales… ni a los desodorantes de ambientes ¡no sabés cómo te huele la casa una vez que entraste con tu bolsita !

¡A llenar la bañera, gente! 🛀  🛀  🛀  🛀

¡Por fin, un baño de inmersión!

¡¡Hola!! ¡¡Buen domingo para todos!! ¿Cómo andan? Hace tanto frío hoy afuera que me dieron ganas de quedarme en casa, viendo videos y series, jugando con Bruno adentro y sí, dándome un baño de inmersión.

¡Cuánto hacía que no me daba uno! Tenía una contractura tremenda en el cuello, estaba con frío, así que me parecieron perfectas y más que suficientes excusas para mimarme un ratito. Además, tenía las bombas de baño de Mies que tenía taaaantas ganas de probar. (Les conté sobre estas bombas en mi post de Tentaciones de Invierno)

Les cuento cómo preparé todo para que lo repitan en sus casas y se armen el spa como me lo armé yo. Es una buena idea mientras nos decidimos con mis amigas a cuál vamos a ir juntas a pasar un día entero.

Obviamente, empecé llenando la bañera y eligiendo mi bomba preferida. Hoy usé la Samurai que es una bomba descontracturante; justito justito lo que necesitaba…

bombas

DSC01432

Me traje la compu al baño para ver algunos videítos mientras tomaba el baño. De todas maneras, si sos de presión baja como yo, conviene no estarse más de media hora en la bañera porque puede bajarte mucho la presión. Recordá que el agua caliente dilata los vasos sanguíneos y eso hace que baje consideralemente nuestra presión sanguínea. Es por eso que nos sentimos más “flojitos” o más relajados después de un baño. Por lo tanto hay que ser cuidadosos. La idea era, entonces, ver uno o dos videos en Youtube. No sé si daba para una peli…

DSC01435

De paso, pasé por mi blog, a ver qué onda y ahí se me ocurrió contarles sobre este baño espectacular que me preparé.

DSC01439

Las bombas de Mies Cosmética Natural son geniales, aparte de tener un perfume increíble, son efervescentes. Tienen sales que se van despidiendo a medida que se disuelven en el agua. La sensación es la de estar inmersa en un baño de sales minerales super perfumados en un spa o unas termas dentro de un cenote florido (Aaaaahh… ¡cómo vuela mi imaginación! ¡Jeje!). De paso, aproveché para hacerme una limpieza facial con agua micelar ya que tenía los poros super dilatados gracias al calor y las sales.

DSC01440DSC01441DSC01442DSC01443

Me recosté en un extremo de la bañera para relajar bien la espalda y cuello. La bomba disuelta vuelve un poco turbia el agua y un poquito resbalosa. Me pregunto si, para estar más cómoda, no estaría bueno poner algún tipo de adhesivo en la base de la bañadera para que la cola no se me resbale y pueda estar acostada sin riesgo de “hundirme”. Voy a buscar algo para eso…

¿La posta de la posta?: ¡la relajación fue total! Imagínense con el vaporcito perfumado y el calor del agua (en la página de Mies dice que la bomba Samurai  tiene sales marinas, cristales de mentol y una fórmula exclusiva de té verde concentrado con aceite esencial de alcanfor. Ya se dan una idea…Para desatar el nudo más rebelde👍 )

DSC01445

 

DSC01451Así quedé, con esta cara de relax total 😝 Les cuento algo: al salir de la bañera tuve que tomar mucha agua fresca y ponerme una remera de manga corta y unos pijamas finitos porque ¡moría de calor! Tuve la sensación de calor por 2 o 3 horas después del baño. ¡Es increíble la sensación de bienestar! Está buenísimo para antes de una siesta o antes de ir a la cama a la noche… ¡vas a dormir como un bebé!

Y bueno, de eso se trata, ¿no? De buscar cosas que a uno le hagan bien y que le traigan placer. Así que… ¡¡al agua patos!! 🐥🐥🐥🐥

Tentaciones de invierno

⛄  ⛄  ⛄

… y  vieron cómo son estas cosas: todo en liquidación o 2 x 1… el aguinaldo en el bolsillo… un poco más de tiempo libre… ¿cómo evitar la tentación? No hay chances. Hay que aprender a no darle bola a la culpa y disfrutar de unos autorregalitos bien merecidos después de una primera mitad de año de arduo trabajo.

Hecha esta pequeña introducción (no me aguanto más, ¡ya les quiero mostrar!) quiero compartir con ustedes algunas compritas que estuve haciendo este mes de julio para que aprovechen también ustedes y no se queden con las ganas.

Mi primera visita, después de mucho tiempo sin pisar sus locales, fue a la tienda Zara del Abasto. En realidad, pasé primero por el de Florida ahí nomás de las Galerías Pacífico, pero chusmée un ratito y no compré nada. Me fui, eso sí, con la noticia de que había muchas rebajas. Así que me acerqué en cuanto pude al local del Abasto y me traje algunas cositas que me encantaron.

DSC01298

Un polerón divino, súper abrigadito de lanilla tipo chenille, ideal para usar con calzas y unos borcegos o unas botas. Algunas remeras básicas para usar debajo de cárdigans o sacones: una gris con inscripciones bordadas en negro, otra ralladita (manga 3/4) con unos apliques divertidísimos a la izquierda del pecho y una bien bien básica blanca, larguita, con una inscripción en negro “JUST SMILE GIRL”: okey, ¡así lo haré 😊! Encontré además (y creo que es una de las cosas que más me gustó de mi compra en Zara) un vestido negro de cuero, súper fino, con cierres en las mangas, sobre los hombros. No se ve tanto en la foto. Acá lo van a poder ver mejor  👇👇

13716029_10210014315382646_4696883575316278899_n

¿No es divino? Me lo imagino con unas medias y unas botas, con una campera de cuero o un sacón gris… ¿Cómo lo combinarían ustedes? En general no uso prendas tan formales, así que es más difícil pensar cómo armar este tipo de outfits. ¡Ayuda!

Bueno, por último, para ponerle un poco de color a este invierno gélido, me traje un sweater de hilo color rosa chicle que me enamoró. Tiene mangas 3/4 medio “mariposa”, con lo cual, cuando bajás los brazos, te cubre hasta la muñeca. Es de hilo, ojo, así que está para ponérselo cuando no hace mucho frío o cuando sepas que vas a estar en un lugar muy calefaccionado. Ahora que veo, en la foto parece coral, pero es la luz… el sweater es rosa chicle. Lo juro.😝

Aparte de las rebajas de Zara, hubo otra muy buena noticia que nos puso como locas a las compradoras compulsivas de maquillaje como yo. En Farmacity hubo 2 x 1 en la línea Revlon. No sigue la oferta en esta cadena pero sí sé que en otras perfumerías continúa; fíjense haciendo click acá.

En Revlon aproveché y, además de una base, me compré dos brillos Ultra HD Lipcolor y dos Bálsamos ultra brillantes Colorburst. Los primeros son más pigmentados, pero de todas maneras hay que tener en cuenta que son brillos, por lo tanto no resisten una hamburguesa ni un beso apasionado (creo que hasta con un piquito corren el riesgo de desaparecer💋 ) pero yo tenía ganas de comprarme algo que humectara mis labios, me diera color y que ayudara a mis labios a descansar de los ultra mate líquidos.

DSC01305

Como verán, aproveché y me llevé también una brocha que andaba necesitando y un delineador líquido, el Colorstay Skinny. Debo confesar que es la primera vez que uso delineador líquido. Es todo un arte aprender a ponerlo bien, especialmente si te suele fallar el pulso como a mí 😖, pero estoy practicando… ¡¡y con práctica todo se consigue!! Mi compra más acertada fue la del corrector Photoready que me tiene super contenta. Se difumina re bien con la base y te otorga un brillito especial que despierta la mirada. ¡Super feliz con la compra! Como les digo, no dejen de averiguar dónde sigue la promo.

Para el final, dejé un descubrimiento que me tiene ¡¡fascinada!! Yo sigo a algunas bloggers británicas que dan consejos de maquillaje, suben tutoriales, hacen vlogs para que chusmees el día a día de sus vidas… y en ese día a día que les cuento, varias veces vi que se hacen baños de inmersión con unas sales de baño en forma de bolas que generaban efervescencia al tirarlas al agua, haciendo un efecto perfumado de jacuzzi, sin necesidad de hidromasaje. ¡Una envidia total! Bueno, qué les digo que el otro día caminando por mi barrio ( a escasas dos cuadras de mi casa) me encontré con un negocio nuevo que tenía en la vidriera ¡estas bombas de baño perfumadas! Obvio que entré directamente con las preguntas ¿Cuánto hace que abrieron? ¿Cómo no me enteré? ¿Cómo se llama la marca? ¿Qué otros productos tienen? Pobre, apabullé a la vendedora que, super super macanuda, me contó que se trata de una marca argentina llamada Mies y que, además de las bombas de baño, tienen espumas en barra para que las vayas usando de a poco, jabones artesanales, exfoliantes, mascarillas, cremas bálsamo y muchas cosas más. La filosofía de Mies es utilizar productos naturales, fragancias “reales”, no químicos ni industriales. Se trata, además, de volver a disfrutar del baño; de experimentar ese “baño de inmersión”, de ese momento placentero de relax y disfrutar aromas y texturas nuevas con productos naturales.

Voy a estar contándoles más sobre estos productos seguramente en próximos posts porque esta marca me tiene e-na-mo-ra-da ❤. Les dejo el link a la página de Mies para que vayan chusmeando: Tienda Mies y la Página de Mies de Facebook.

¡¡¡Ah!!! Me olvidaba… ¿Qué me traje yo?  Miren… 😉😉😉👇👇👇

DSC01300

Dos bombas de baño, una bomba hidratante, una espuma en barra (se llama “Kikirikí” porque parece un huevo frito. ¡Los nombres de los productos son otra genialidad!), una cookie y un jabón exfoliantes. ¡Chocha, es poco! ¡A llenar la bañera se ha dicho!

🛀   🛀   🛀   🛀   🛀

Estas fueron mis tentaciones invernales: ropita, make up, y productos para un spa calentito en casa. ¿Qué más se puede pedir? ¡Y si el frío quiere venir, que venga! No te tenemos miedo…⛄ ⛄ ⛄