Buenos Aires Market en el Parque Chacabuco:

Hola ¡feliz sábado para todos! ¡Qué hermoso día! ¡No me digan que no está para comerse un asadito al aire libre! Ya está entre nosotros, muchachos; ya veo las abejitas dándole vueltitas a las flores… la primavera está cada vez más cerca.

Y qué día ideal para ir al Buenos Aires Market. Hace un tiempo que había dejado de ir porque me cansaba tanta gente y me molestaba tener que ir codeando hasta el mostrador de cada puestito. Pero, a partir de hoy, cada vez que tenga un Market cerca de casa voy a ir con objetivos claros para no tener que dar vueltas tipo trompito llevada a la fuerza por la marea humana.

Este finde el Buenos Aires Market está en Parque Chacabuco. ¡Genial! y ¿cuál fue mi objetivo de hoy? En realidad fueron dos: (ya se me estaban acabando los que tenía) y algún dulce (tengo un frasco triste al fondo de la heladera de lo que queda de una mermelada de damasco, comprada en un supermercado vaya a saber cuándo y por qué). Con esos dos objetivos en mente partí para el parque, segura de que la gente no me iba a amedrentar.

¡Y así fue! La tarde estaba tan linda que fue imposible que el gentío me cambiara el buen humor que tenía. Aparte, al ver todos esos productos naturales, super bien presentados en los puestitos, los vendedores amables, dándome a probar de todo… es imposible no sentirse feliz. Bueh, por lo menos esta gordita que les habla es feliz en este tipo de mercados.

En cuanto a mi búsqueda del , tenía muchas ganas de comprarme alguno de The Blenders. En otro mercado me habían dado a probar uno de sus blends y me había gustado mucho. Por suerte encontré una cajita con un surtido de todos los blends que producen, a saber:

🌱Berry Lady: Té negro Ceylon, rosa mosqueta, hibiscus, cereza, frutilla, frambuesa y arándano.

🌱Ginger Bee: Té verda Sencha, jengibre, carcaritas de limón y miel.

🌱Chocolate Massala Chai: Té negro Ceylon, jengibre, cacao, clavo de olor, canela, cardamomo y chocolate.

🌱Passion Fruit Joy: Té verde Sencha, cascaritas de manzana y maracuyá.

🌱Fruit Magic: Rosa mosqueta, hibiscus, lemongrass, manzana, cáscaras de naranja, mango y naranja.

dsc02098dsc02097dsc02115dsc02118

Por ahora probé el Ginger Bee (que es el blend que ya conocía de ellos) y me encantó. Tiene un marcado sabor a miel y se nota el sabor de las cascaritas de limón; claramente no es el sabor del jugo del limón, es más perfumado y menos ácido. Me encanta. Les dejo la página de The Blenders 👉acá 👈para que conozcan la marca.

Segundo objetivo: el dulce. Acá tengo que hacer una aclaración. A mí me gustan mucho los dulces naturales orgánicos. Odio las mermeladas transparentes, lisas, artificiales y pegajosas. Pero, no sé por qué, en vez de probar sabores nuevos siempre caigo en mi amada y favorita frambuesa. Les juro, siempre voy con la idea de traerme algún dulce distinto, alguna mermelada de higos, de tomates, de zarzamora… pero nunca puedo decirle que no a la frambuesa. Me puede. Y esta vez no fue la excepción.

En el ´puestito de Patagonia Berries me dieron a probar de todo. Había dulces producidos enteramente en la Patagonia con frutos de allá: frambuesa, zarzamora, arándanos, rosa mosqueta… Lo que me llamó la atención es que había dulces sin agregado de azúcar, dulces “light”. Los probé y me parecieron excelentes porque, a pesar de ser “light”, no pierden para nada el sabor del fruto: al contrario, me parece que hasta se “concentra” al no ser taaaan dulce. Así que, como se imaginarán, me traje un dulce light de… ¡frambuesa! (Me gustó mucho el de zarzamora: bien ácido. Lástima que no vi el de guindas, ése es mi segundo favorito).

Cuando llegué a casa leí en la tapa del frasco que por cada dulce que Patagonia Berries vende, dona un desayuno para algún niño que asista a los Centros de Prevención de la Desnutrición de la familia CONIN. Así que, más contenta todavía me fui con mi mermelada, feliz de poder ayudar, aunque sea de una manera tan micro mini. Todo suma. Les dejo la página de Patagonia Berries 👉acá 👈para que chusmeen sus productos.

dsc02096dsc02094dsc02095dsc02112dsc02106dsc02113dsc02114

Algo que me gusta muchísimo de Buenos Aires Market es que cada vez hay más food trucks. ¡¡Los amo!! Me parecen re piolas. Son un mini restó sobre ruedas y, como no tienen mucho lugar para depósito, siempre me da la sensación de comida fresca, recién hecha, llena de sabor. Cada uno tiene su estilo: el que vende falafel, el de los burritos y fajitas, el de helados, el de patisseries y café… Me encantan. Ya que estamos, les recomiendo una peli: CHEF. Está buenísima. Después vean el trailer acá👍 y se van a dar cuenta de por qué me acordé de esta peli ahora. 😄

dsc02099dsc02100dsc02101dsc02102dsc02103dsc02104

Finalmente, para merendar y hacer una pausa antes de volver a casa con mis compras me tomé un cafecito de Coffee Town acompañado de unas croissants con almendras de L’ épi Boulangerie (mis favoritas desde tiempos inmemoriales cuando paseaba por Paris 😄).

No será el Bois de Boulogne, ahícito nomás del Roland Garros, pero en el Parque Chacabuco hoy se respiró el aire aromático de los mercados gourmets. ¡Vamos Buenos Aires Market todavía!

14316804_10210524018604908_6037017547635343147_n

Anuncios

Tomando un tecito en Tehani Lab

¡Hola gente linda! ¿Cómo andan? El martes pasado fui invitada por la gente de Tehani Lab a conocer su local en Palermo (Thames 2215) y probar sus exquisitos blends. Tuve la suerte de que me recibiera Luciana Datria, su creadora. Con ella conversamos un montonazo: me contó la historia de la marca y me hizo probar el té verde con un crumble de manzanas elaborado allí mismo, bien caserito.

El local te recibe con una especie de jardín o galería con mesas y sillas altas de madera que invitan a sentarse y a compartir una tarde fresca debajo de plantitas colgadas en burbujas de vidrio. Algo de la naturaleza del litoral se respira en ese especie de porche fresco. Al entrar, te encontrás con estanterías hasta el techo donde, prolijamente, brillan frascos y latas con hebras y blends y ¡oh sorpresa! productos de cosmética realizados con esencias y aromas de té. Todo se puede tocar, oler, sentir: té Rooibos, Earl Grey, té verde, té negro, en saquitos, chocolates con té, cremas corporales y brumas corporales con aromas de té. ¡No por nada se llama Tehani Laboratorio de Té!

Sí, gente, en Tehani Lab se RESPIRA té. Luciana me contó que uno de las motivaciones que ella tuvo al comenzar la marca fue la de utilizar los productos de origen. Después de estudiar en varios países y capacitarse como tea blender y sommelier, se dio cuenta de que las mejores hojas de té estaban en Oberá, Misiones donde, dicho sea de paso, compran marcas de té tan conocidas como Twinings y Lipton para producir sus blends. Sí, sí: usan nuestro té.

La marca produce sus blends con materia prima misionera totalmente libre de agroquímicos y pesticidas y todo el local expresa ese respeto por la sustentabilidad y el aprovechamiento de todos los frutos y hierbas provenientes de nuestro Litoral. En Tehani podés encontrar confituras de naranja y té negro, chocolate premium con 60% de cacao con Earl Grey y naranja o con té negro y frutos rojos, jabones líquido para manos y cuerpo con té verde y jengibre…… ¡entre tantas otras combinaciones, teniendo siempre como protagonista al té! Una verdadera fiesta para los sentidos. ¿Saben lo que significa “Tehani”? Justamente eso: es un nombre femenino africano que significa “celebración”.

El lugar es ideal para encontrarse con amigos y que-daaaar-seeee. Las mesas de madera son amplias, las sillas, cómodas y el sillón con almohadones invitan a estarse largo rato. Se puede charlar, trabajar (hay enchufes para que puedas llevar tu compu/celu/tablet), organizar una reunión mientras disfrutás de todas las infusiones y exquisiteces que se hornean ahí mismo. Hay budines, cookies, scons (sí, preparados con té como uno de sus ingredientes ¡adivinaron!) Al fondo del local hay un patio techado con luz natural, una biblioteca gigante y miles de libros y revistas de decoración (esos que ponés en la mesita ratona y hojeás mientras tomás un tecito). Bueno, así como en casa pero más lindo.

En la pizarra, para ir saboreando, se anuncian:

Tés de origen: té negro / té verde sin agroquímicos ni pesticidas, cosecha de selección

Blends de té negro: Orange Earl Grey (té negro, naranja,  bergamota y clavo de olor)

                                            Berries Black Tea (té negro, arándanos, hibiscus y rosa mosqueta)

                                            Vanilla Black Tea (té negro, vainilla y miel)

                                            Chai (té negro, especias masala)

Blends de té verde: Ginger Green Tea (té verde, jengibre, lemongrass y menta)

                                            Flower Green Tea (té verde, pétalos de rosas, rosa mosqueta, jazmín                                               y frutilla)

También hay, esperando ya la primavera: iced teas, milkshakes y limonadas con té para seguir disfrutando de los blends en las tardes más templadas. No les cuento lo contenta que me puse cuando Luciana me contó que también organizan eventos y catas para los que somos curiosos y siempre queremos más. ¡¡Allí estaré, sin dudas!!

Tehani Lab es un rincón apacible de aromas litoraleños para merendar, almorzar, brunchear y estarse. Un placer.

DSC01991DSC01989DSC01990DSC01992

DSC01986DSC01984DSC01982

DSC01985DSC01978

DSC01975

¡Gracias Luciana y Dani!

DSC01993